Francia: hallada una tumba etrusca de casi 24 siglos de antigüedad

Los científicos del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (Inrap) de Francia encontraron el sepulcro en un terreno privado de Lamajone, al sur de Aléria, en la isla de Córcega, a dos metros de profundidad bajo una necrópolis de la época romana.

370

Una tumba etrusca de casi 24 siglos de antigüedad hallada en la isla francesa de Córcega, con un esqueleto rodeado de vajilla en su interior, arroja luz sobre esta civilización mediterránea.

“Data de los años 300 a 350 antes de Jesucristo”, según el tipo de cerámica encontrada, unas jarras con adornos, explicó Laurent Vidal, responsable de la excavación, durante una visita para la prensa.

Los científicos del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (Inrap) de Francia encontraron la tumba en un terreno privado de Lamajone, al sur de Aléria, a dos metros de profundidad bajo una necrópolis de la época romana.

Los etruscos reinaron en un extenso territorio formado por la Toscana y Lacio (ambas en Italia) hasta el siglo I a. C. y después fueron integrados en la república romana.

Las excavaciones comenzaron en junio de 2018 y costaron 1,5 millones de euros (1,7 millones de dólares). Inicialmente se hallaron 130 tumbas de la época romana y muchas joyas. 

Lo más sorprendente es sin embargo el hallazgo de unos peldaños por los que se accede a un pasillo de seis metros de largo que termina en un hipogeo, una cámara funeraria etrusca cavada en la roca de poco más de un metro cúbico. Por el momento desenterraron a medias un esqueleto, 17 cerámicas y dos objetos de bronce que “podrían ser un espejo”, detalló Laurent Vidal.

Según la antropóloga Catherine Pigeade hay un único individuo rodeado de muebles de acompañamiento funerario. “Está inclinado sobre el lado izquierdo, con la cabeza orientada al Este”.

¿Es una mujer, un hombre o una personalidad? Imposible saberlo, pero Pigeade espera descubrir, a través del estudio antropológico y los análisis ADN, su sexo, edad, rango social y posibles carencias o enfermedades.

“EL ESLABÓN QUE FALTA”

“Hace décadas que no se había descubierto una sepultura de este tipo en la zona del Mediterráneo”, explicó a la AFP Franck Léandri, director regional de Asuntos Culturales.

Los últimos hallazgos de este tipo se remontan a los años 60 y 70, cuando se encontraron 179 tumbas de la cultura etrusca a sólo 800 metros del yacimiento actual. Eran de entre los años 500 y 259 a. C.

El nuevo descubrimiento es “una llave de comprensión, nos va a permitir reinterpretar todas las tumbas encontradas hace 40 años con métodos modernos de investigación, es una especie de eslabón faltante respecto a lo que teníamos antes”, se congratuló Léandri.

Por el momento la prioridad es proteger los objetos y la osamenta que pasaron más de 2.300 años bajo tierra. “Hay que consolidar los vestigios a medida que se encuentran”, explicó a la AFP Marina Biron, conservadora-restauradora de Inrap.

Les quedan 15 días de carrera contrarreloj para extraer riquezas históricas de este terreno antes de devolvérselo a su propietario y de enviar los hallazgos al laboratorio.

Laurent Vidal espera “que el análisis de cada vasija permita determinar lo que contenían” y “distinguir los frascos de perfume de las jarras de vino”.

“Es un tema europeo y mediterráneo que compartimos con los italianos, los británicos, los estadounidenses y los alemanes”, afirmó Dominique Garcia, presidente de Inrap, recalcando el interés internacional por este tipo de hallazgos.