Minsal refuerza campaña contra influenza: “Vacuna no produce enfermedad”

La autoridad sanitaria enfatizó la dosis son seguras y sólo provocan cuadros menores de resfríos dependiendo de las defensas de cada persona, e hizo hincapié en lo necesaria de ella para evitar cuadros de hospitalización y muerte.

286

“Es muy importante sumarse a esta campaña lo antes posible, porque ya viene el invierno y la influenza es una enfermedad que puede terminar con el paciente hospitalizado en caso de que no se vacune”, señaló este miércoles la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

La autoridad encabezó el reforzamiento en terreno de la campaña “Ponle el hombro al invierno” de vacunación contra la influenza, en una actividad que se realizó en la estación Baquedano del Metro.

La meta del gobierno es inmunizar a casi seis millones de personas durante dos meses o hasta que se alcance la cobertura del año pasado, que llegó al 86% a nivel nacional.

La inoculación se encuentra disponible en consultorios y en vacunatorios privados en convenio de todo el país y es gratuita para los grupos de riesgo: embarazadas desde la semana 13 de gestación, niños y niñas desde los 6 meses hasta los 5 años, personas mayores desde los 65 años, enfermos crónicos entre 6 y 64 años, trabajadores avícolas y de criaderos de cerdos, y funcionarios de la salud.

Quienes deseen vacunarse y no pertenecen a estos grupos, deben cancelar el precio que definan los vacunatorios privados.

MITOS DE LA VACUNA

La subsecretaria subrayó que “esa dosis debe ser entregada todos los años pues el virus va cambiando” y que hay algunos mitos sobre esta vacuna, dado que algunos creen que se van a resfriar al recibirla y prefieren evitarla.

“Eso no es así. Pueden coincidir con algún cuadro viral, pero esta vacuna no produce enfermedad. Y también se puede recibir la vacuna con algún cuadro leve”, explicó.

Paula Daza indicó que hay dosis disponibles de forma gratuita en todos los consultorios de la atención primaria del sistema público sin orden médica, si las personas integran los grupos de riesgo señalados y también en los vacunatorios privados en convenio con el Ministerio de Salud.

“Esta vacuna no solo protege al que la recibe, sino que también al entorno, por ello posee un carácter solidario”, puntualizó la autoridad, respecto de la influenza que se caracteriza por su alta transmisibilidad, su variabilidad antigénica y por la posibilidad de intercambio genético entre los virus de origen humano y animal.

Cabe recordar que una vez que se adquiere, produce una elevada demanda de atención ambulatoria y hospitalaria, así como fallecimientos especialmente en los grupos de riesgo formados por adultos mayores y niños menores de dos años.

La vacuna contra la influenza es segura, cuenta con altos estándares de calidad en su fabricación y está avalada por una gran cantidad de estudios.