Instalan botón de pánico en Cesfam de Santiago para evitar agresiones a funcionarios

La medida que será replicada en todos los Centros de Salud Familiar de la comuna, tiene como propósito resguardar la seguridad del personal que se expone a situaciones de riesgo y violencia, como se ha apreciado en algunos centros se asistencia pública.

114

Con botones de pánico que alerten a seguridad ciudadana de la comuna, el municipio de Santiago busca prevenir que se produzcan situaciones de violencia en los Centros de Salud Familiar (Cesfam), en los que puedan verse involucrados funcionarios del recinto.

La disposición persigue resguardar la seguridad y evitar situaciones de riesgo tanto hacia los trabajadores del recinto y los propios usuarios para dejar atrás escenas como las que han quedado registradas en varios establecimientos de atención ambulatoria en los que muchas veces llegan personas exigiendo atención con una actitud agresiva o derechamente atentando contra los trabajadores de turno.

“Hacemos un llamado a utilizar todos los centros sanitarios de manera tranquila, porque estamos haciendo frente a situaciones vividas en los últimos meses en relación a un grupúsculo que ha agredido a nuestros funcionarios”, expresó el titular de Salud, Emilio Santelices.

El ministro también resaltó el proyecto de ley de Consultorio Seguro, que busca una tipificación de delito en el Código Penal para que quienes quieran agredir o faltarle el respeto a un funcionario de la salud.

“No podemos tolerar esta clase de situaciones en el ejercicio de la función profesional de atención de salud”, enfatizó la autoridad, quien acompañó al alcalde Felipe Alessandri en la actividad, a la que también asistió la presidenta de la Confusam, Gabriela Flores, y la jefa de la División de Atención Primaria del Minsal, Adriana Tapia.

Port su parte, Alessandri subrayó que “nos quisimos adelantar a la ley Consultorio Seguro y por eso les entregamos a los trabajadores esta garantía por medio del botón de pánico, que es una señal muy importante en el sentido de que no están solos. A los usuarios les pedimos respeto para entregarles seguridad hacia quienes los atienden”.

Por su parte, la presidenta de la Confusam puntualizó que “este problema existe en todo el país, y las mayores tasas de violencia se dan en Santiago y Concepción. La mesa de trabajo surgió en todas las regiones tras un paro nacional. Esta iniciativa es un avance y ahora necesitamos que se concrete la ley Consultorio Seguro para sancionar penalmente a quienes agredan física o verbalmente a nuestros trabajadores”.