Guaidó tilda de montajes acusaciones de plan para asesinar a Maduro

El líder de la oposición venezolana que reclama el cese de la usurpación del régimen de Miraflores, sostuvo que no lo amedrentarán ni distraerán las imputaciones del gobernante chavista, quien le imputa el haber ideado su magnicidio.

38

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, advirtió que aumentará la presión en la calle contra el régimen de Nicolás Maduro, sin dejarse “distraer” por montajes, después de que el mandatario lo acusara de dirigir un plan para asesinarlo.

“No nos van a distraer con ollas montadas y nuestros perseguidos nos han dicho claramente: ‘no nos detengamos’”, expresó el jefe del Parlamento reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países.

El sábado Maduro acusó al líder de la oposición, a quien califica de “títere” de Estados Unidos, de haber fraguado un fallido complot magnicida. “Al títere diabólico le acabamos de desmantelar un plan, que dirigía él personalmente, para matarme”, acusó el gobernante socialista durante una marcha del chavismo en Caracas.

El oficialismo denunció que el partido político del mandatario interino puso en marcha una operación para que “sicarios” contratados en El Salvador, Guatemala y Honduras y entrenados en Colombia cometieran “asesinatos selectivos” y “sabotajes” a servicios públicos en Venezuela.

El jefe de despacho de Guaidó, Roberto Marrero, fue arrestado el jueves por agentes de inteligencia y luego salió la administración chavista a sindicarlo como Señalado como “organizador” de acciones terroristas.

En un mensaje que difundió este domingo en Instagram, Guaidó llamó a sus partidarios a prepararse para “la fase máxima de presión” en su pugna con Maduro.

Desde hace días, promete convocar “pronto” a una manifestación nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores.

Ratificando sus habituales llamados a la Fuerza Armada a desconocer a Maduro, el opositor pidió a los militares que “se unan al clamor del pueblo venezolano y exijan también el cese definitivo de la usurpación”.

Juan Guaidó se juramentó el pasado 23 de enero frente a una multitud luego de que el Parlamento declarara a Maduro “usurpador” del poder, alegando que se reeligió en votaciones fraudulentas.

Maduro acusa a Guaidó de complot para asesinarlo