Obispado de Arica sancionó presbítero por acusación desestimada en 2013

Esta información se da a conocer cuando la fiscalía de O’Higgins indaga la arista de abusos sexuales relacionada con el encubrimiento u omisión de las acusaciones de víctimas de miembros de la Iglesia Católica.

189

El obispado de Arica informó que un presbítero denunciado en 2013, hecho desestimado por las autoridades eclesiásticas de la época, fue investigado el año pasado y finalmente sancionado con cinco años de suspensión del ministerio sacerdotal.

Mediante un comunicado, la repartición señala que en junio de 2018, el actual obispo Moisés Atisha recibió la denuncia por actos impropios de connotación sexual, que el sacerdote Juan Quispe habría cometido contra una mujer mayor de edad.

También consigna que la acusación se habría efectuado en 2013 ante el administrador apostólico de la época, “quien no habría dado crédito a ella, y por consiguiente, no inició investigación alguna”.

Fue entonces en 2018 -indica el texto- cuando la afectada informó al prelado que junto con colocarlo en conocimiento del administrador apostólico, también hizo denuncia ante la Policía de Investigaciones de Chile, de la que no conocía su estado de tramitación.

“El obispo Moisés Atisha, inmediatamente, dispuso abrir una investigación cuyo proceso finalizó con sentencia condenatoria de suspensión, por 5 años, del ministerio sacerdotal y la pérdida de las demás obligaciones y servicios que el presbítero Juan Quispe ejercía”, agregó la nota.

Precisa también que se mantuvo comunicación con la denunciante durante la investigación, y se le notificó de la resolución final a su denuncia.

Además, indicó que “ante requerimientos de información por parte de la Fiscalía Regional de Arica, se le han entregado todos los antecedentes de que disponemos, con el objeto de facilitar el esclarecimiento de los hechos, y la aplicación de la sanción penal que corresponda, si eventualmente se configuraran delitos en el obrar del denunciado”.

“Reiteramos nuestro compromiso de acoger y acompañar a las víctimas, y de contribuir a la investigación y sanción penal de los responsables de estos abusos”, concluyó el comunicado.

Abusos sexuales en la Iglesia: Obispos Atisha y Chomalí declaran en la Fiscalía de Rancagua