Quintana y Flores critican a ministro brasileño que justificó dictadura de Chile

Los jefes de las cámaras Alta y Baja fueron enfáticos en condenar las palabras del secretario de Estado que hizo una apología al golpe de estado y a la dictadura, sosteniendo que era necesaria y que sus bases macroeconómicas transcienden a los gobiernos.

717

Su total rechazo a los dichos del ministro de la Casa Civil de Brasil, Onyx Lorenzoni, quien justificó los crímenes cometidos en Chile por la dictadura de Augusto Pinochet, expresaron los presidentes del Senado, Jaime Quintana y de la Cámara, Iván Flores.

Chile tuvo que dar un baño de sangre. Triste, la sangre lavó las calles de Chile, pero las bases macroeconómicas fijadas en aquel gobiernoya pasaron ocho gobiernos de izquierda y ninguno movió las bases macroeconómicas colocadas en Chile por Pinochet”, declaró el secretario de estado brasileño.

Tras participar este jueves de un almuerzo en honor al Presidente de Colombia, Iván Duque, en La Moneda, Quintana indicó que sus palabras “son profundamente inamistosas. Yo francamente no recuerdo declaraciones así de un gobierno cuyo mandatario pisa suelo chileno. Este es un agravio ya no sólo a la oposición, ya no sólo a las víctimas de derechos humanos, sino que al país entero”.

Reiterando que no asistirá al almuerzo que este sábado le ofrecerá el Presidente Sebastián Piñera a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, expresó que “aquí hay un cuestionamiento a la figura del presidente Bolsonaro, cuya legitimidad no estamos poniendo en cuestión, pero sí sus principios, su discurso. Su forma de actuar en política se aparta mucho de lo que cree una parte importante de los chilenos”.

Por su parte, el diputado Flores manifestó que “lo que ha ocurrido hoy día con este vocero cercano al presidente Bolsonaro, justificando y voy a citar una frase textual ‘el baño de sangre en Chile’, a mí no solamente me parece que es una afrenta a todas las personas que perdieron familiares, a toda la gente que sufrió la violación de derechos humanos, sino que además es un desatino que no tiene parangón”.

“Tanto el presidente del Senado, como el presidente de la Cámara de Diputados, hemos resuelto no estar. Y con lo que aparece como declaración pública hoy día por un personaje importante del gobierno brasileño, justifica y ratifica la posición que hemos tomado”, sostuvo el parlamentario.

Finalmente, el jefe de los diputados recalcó que la negativa a asistir al almuerzo con el mandatario de Brasil “no tiene que ver con nuestra posición frente al gobierno chileno. Es un tema exclusivamente con los dichos del presidente Bolsonaro y hoy día ratificado por uno de sus más cercanos y que además ocupa un lugar importante en su gobierno”.