La elección en segunda vuelta del DC Iván Flores como presidente de la Cámara de Diputados -luego que en la primera ganara el UDI Jaime Bellolio, pero sin alcanzar el quórum necesario- dejó varias heridas en la oposición y, específicamente, en el Frente Amplio, que había comprometido 15 votos a favor del democratacristiano.

Sin embargo no fue así y todos apuntaron a los parlamentarios del Partido Humanista y especialmente a la diputada Pamela Jiles, quien había adelantado a través de su cuenta de Twitter que no apoyaría a la DC, si continuaba apoyando a la UDI.

Una vez consumado el triunfo de Flores, Jiles habló ante los micrófonos y criticó a sus compañeros del FA. “A los compañeros del Frente Amplio que le han venido ganitas de hacer vieja política, meterse en cocina con la Democracia Cristiana, transar políticamente a espaldas del pueblo, bueno (les digo que) estaremos nosotros para garantizar que eso no ocurra”, afirmó.

Al ser consultada si esto representará una oposición férrea hacia la presidencia del diputado Flores, respondió que “dependerá de él, como representante de la Democracia Cristiana. Si la DC quiere seguir votando con la UDI, apoyando al gobierno de Piñera, van a tener problemas”.

Agregó que “existen todas las posibilidades, eso es lo que justamente queda claro hoy. O sea, lo que queda claro hoy es que sin esos cinco votitos, la Democracia Cristiana no existe en el Congreso”.

Flores (DC) se transformó finalmente en el nuevo presidente de la Cámara tras imponerse a Bellolio (UDI) en segunda vuelta