Caso Caval: Dávalos y Compagnon rechazan juicio abreviado por estafa a empresario

A petición de sus representados, la defensa del hijo y nuera de la expresidenta Bachelet, desechó la propuesta de la Fiscalía de O’Higgins para cerrar esta arista y que implicaba para los querellados admitir su responsabilidad en el delito contra Gonzalo Vial Concha.

171

“Es lo que procede en derecho. Ya no existe ninguna razón para seguir estirando esto”, sentenció este martes Sebastián Dávalos, luego que el tribunal de garantía de Rancagua acogiera su rechazo ir a un juicio abreviado en la arista estafa del caso Caval como se lo propuso la fiscalía local.

El hijo de la expresidenta Michelle Bachelet se presentó en el juzgado junto a su mujer, Natalia Compagnon y el abogado de ambos, Carlos Fierro, oportunidad en la que señalaron que no tomarían esa opción porque sería reconocer un delito que –afirman- no cometieron.

“Yo no voy a aceptar esto. Si la fiscalía hubiera tenido una sola prueba habría cerrado esto hace bastante tiempo. Cerraron MOP-Gate, SQM, han cerrado un montón de juicios y ¿este es el único que no? ¿De verdad?, ¡por favor!”, espetó Dávalos al término de la audiencia.

Requerido en cuanto a si esperan ser absueltos en la querella del empresario Gonzalo Vial Concha, quien los acusó de venderle informes plagiados con información extraída de la Corporación Chilena del Cobre (Cochilco), respondió que “lo único que espero es que la justicia haga lo que corresponde. Aquí no hay mérito ni siquiera para un juicio oral”.

“Tienen que decidir si es que van a querer acusar o no. Yo, honestamente, creo que si el fiscal fuese ponderado y mesurado, evaluaría bien las pruebas que tiene y evitaría un bochorno en caso de un juicio”, que es el paso siguiente a esta diligencia, si el persecutor, Sergio Moya, así lo estima.

El primogénito de la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU insistió en que “el Ministerio Público no tiene nada de nada, ellos dicen que suponen algo, nada más y eso no es suficiente argumento para llevar alguien a juicio”.

La justicia amplió en 90 días la indagatoria a petición del Consejo de Defensa del Estado (CDE) para realzar otras diligencias.