Respiración Ovárica -Alquimia Femenina: Terapia de sanación que suma seguidoras en Chile

Permite conectar y alinear la energía de los ovarios, la matriz y los senos. El foco de este método es permitir que las memorias limitantes alojadas en estas partes del cuerpo sean liberadas y transformadas. La terapeuta Matilde Plaza remarca que esta técnica “te hace volver a tu origen para que vivas en plenitud, para que seas dueña de tu ser, de la vida que vives, siempre de una manera amorosa, dulce y alegre”.

1262

Los ovarios, el útero (matriz) y los senos son la parte de la anatomía femenina que no solo cuentan con el mayor potencial en el cuerpo y la energía de la mujer, sino que también contienen memorias que pueden limitar ese mismo potencial.

De ahí la importancia de conectar con esos centros, señalan los terapeutas, y aprender a activarlos y liberarlos en pos de la propia sanación.

Respiración Ovárica, Alquimia Femenina es una técnica terapéutica que permite precisamente a las mujeres conectar con estos centros, con su energía y transmutarla. El foco del método es permitir que dichas memorias limitantes alojadas en estas partes del cuerpo sean liberadas y transformadas.

La colombiana Sajeeva Hurtado creó el sistema hace algunos años basándose en sus conocimientos como médico de Medicina Tradicional China, los que combinó con su experiencia como terapeuta gestáltica y bailarina de danza del vientre. El sistema está expandido en el mundo y desde hace algunos años se aplica en Chile.

Matilde Plaza (en la foto de abajo), terapeuta chilena de Respiración Ovárica –Alquimia Femenina y Respiración Alquímica –Sexualidad Sagrada, además de Sonoterapeuta y Terapeuta Menstrual, conoció esta técnica hace cinco años y claramente se produjo un antes y un después en su vida, confiesa. “Aunque suene exagerado, puedo afirmar que había estado muerta durante mucho tiempo”.

La terapia consiste en meditaciones dinámicas –explica- que, a través del movimiento del cuerpo, activan las memorias que permanecen alojadas en él, específicamente en el útero, ovario, senos, que son como la extensión del corazón.

“Al activarse estas memorias, se liberan y transmutan”, señala.

TRABAJO DE ALQUIMIA

“El foco de la Respiración Ovárica es hacer el trabajo de alquimia a través de la vía femenina, que es intuitiva, amorosa, dulce. La idea es liberar estas memorias y no autoflagelarse con ellas sino que ‘abrazarlas’”, apunta.

Durante la consulta la terapeuta decide qué tipo de meditación se puede aplicar al consultante –son guiadas en todo momento- y una vez que este la lleva a cabo puede percibir cómo el cuerpo va expulsando estas memorias energéticas que han estado estancadas.

El proceso es súper personal y cada paciente lo vive de manera diferente. “La invitación es a que la persona se entregue a la meditación, desde lo que trae y lo que es”, dice Matilde.

La terapeuta cuenta que cuando comenzó a trabajar con esta técnica en ella misma percibió, por ejemplo, que salían de su vagina muchas energías. “Veía a mis padres, a mis abuelos, mis tíos, mis hermanos, exparejas; no tenía idea que estaba habitada por tanta gente y que todas ellas se encontraban en un espacio que yo debería estar ocupando”.

La manera como se canalizan estas energías es distinta en cada persona. “Algunas ven imágenes, otras sienten o perciben y también hay pacientes que aseguran escuchar voces, frases o sentencias. Dependerá de si tu configuración es auditiva, visual, kinestésica o de todas un poco”.

Durante la práctica de este sistema se aprenden diferentes técnicas para poder alquimizar y depurar las capas mentales, emocionales y físicas que alejan a la persona de su centro.

VIVIR EN PLENITUD

Una de las bondades de esta terapia es que “te hace volver a tu origen para que vivas en plenitud, para que seas dueña de tu ser, de la vida que vives, siempre de una manera amorosa, dulce, alegre. El objetivo es que puedas vivir alineada con lo que eres, sientas, que seas honesta contigo misma desde allí”, detalla la terapeuta.

La Respiración Ovárica, Alquimia Femenina despierta y mueve -añade- “la energía de la celebración. Hemos sido criadas en una cultura donde la celebración es mal vista, es poco seria, incluso pecaminosa”.

Cuando las personas llegan a la consulta de Matilde y se entregan a esta terapia se conmueven y también se remecen.

“Los beneficios se perciben rápido. En lo inmediato, sientes mucha liberación, el flujo sanguíneo se activa y tu cuerpo se oxigena. Puedes tener mucha claridad y liviandad en tus pensamientos y situarte en el presente. Tus centros se alinean. Dependiendo de cuán abierta estés, o de la etapa de tu proceso personal, puedes sanar dolencias físicas o del alma. Comienzas a relacionarte de otra forma con tu cuerpo y tu sentir; equilibras tu energía femenina y masculina, propiciando la fertilidad no solo física, para engendrar y parir hijos, sino que para engendrar y parir la vida que quieres llevar. Cuando te haces amiga de la técnica te expandes”, remarca.

Y completa que “el paciente aprende a caminar por sí mismo, a amarse y a amar la vida. Desde el momento en que le abres la puerta a la vida, esta se manifiesta y te da sus regalos”.

OBJETIVOS DE LA TÉCNICA

  • Recuperar la conexión con la sabiduría de nuestro cuerpo, las emociones y la intuición.
  • Soltar bloqueos físicos, mentales y emocionales y abrirnos a la energía sexual creativa.
  • Resignificar la relación con nuestro cuerpo, así como con la propia sexualidad, sensualidad y fertilidad.
  • Aumentar la consciencia interna a través del contacto íntimo con nosotras mismas.
  • Desarrollar una buena autoestima, equilibrio emocional y confianza.
  • Actuar sobre patologías específicas del organismo femenino tales como problemas relacionados con el ciclo menstrual y de fertilidad.

TALLERES

Matilde Plaza atiende en su consulta y dicta regularmente talleres de Respiración Ovárica, Alquimia Femenina. El próximo sábado 23 de marzo, a las 10 horas, hará uno gratuito, para hombres y mujeres.

“Pensando –señala- en que marzo es un mes rudo para el bolsillo, la idea es que sea gratis para comenzar a despedir este mes con el corazón livianito”.

Desde el 13 de abril y hasta noviembre impartirá, junto a Rocío Fernández, facilitadora de Encuentros Femeninos, la Formación Mujer Matriz, desde la matriz a la tierra y de la tierra al cielo.

En este curso se realizará –explica la terapeuta- “una viaje profundo e intensivo de limpieza y reconfiguración a través de nuestra sangre, nuestro ciclo menstrual y nuestro centro de poder útero-corazón”.

• Contacto: matildeplazaa@gmail.com