España: hallan muertos a dos niños y detienen a sus padres como sospechosos

La madre y el padre vivían con su hijo de tres años y medio y su hija de cinco meses en una precaria casa ‘okupa’ en el municipio de Godella, en la periferia de Valencia. Vecinos alertaron de gritos en el inmueble.

1538

Dos niños pequeños fueron hallados muertos la noche del jueves cerca de Valencia y sus padres detenidos como sospechosos del crimen, anunciaron las autoridades, en un suceso que tenía conmocionada a España este viernes.

La madre, valenciana, y el padre, belga, vivían con su hijo de tres años y medio y su hija de cinco meses en una precaria casa ‘okupa’ en el municipio de Godella, en la periferia de Valencia, la tercera ciudad española.

La fachada de la casa lucía una pintada con la frase “Vais a moror todis” (SIC) escrita en rojo. En el jardín había juguetes infantiles, sillas de plástico y mucha maleza.

Según el delegado del gobierno en la región, Juan Carlos Fulgencio, todo empezó con un par de llamadas de vecinos la mañana del jueves, alertando de que habían oído gritos en la casa. Pocos días antes ya se había producido “un conflicto relacional” con otros parientes, según el ayuntamiento.

“Por algunos testimonios sabemos que la madre había salido de la casa corriendo, desnuda”, dijo el funcionario, detallando que rápidamente se desplegó un dispositivo policial de hasta 110 agentes.

La policía no tardó en encontrar a la madre, de nombre María, escondida en un bidón. El padre, Gabriel, se encontraba en casa y dio respuestas incoherentes en un primer momento.

La madre, que padecería problemas psiquiátricos, no se mostró cooperativa en las primeras horas de su detención, y habló de que “sus hijos tenían que resucitar”, según el delegado del gobierno.

Finalmente se avino a ayudar a los agentes y les señaló el lugar donde estaban enterrados los pequeños, uno a 150 metros de la casa y el otro a 75 metros. “Se confirma que son los dos menores desaparecidos”, aseveró Fulgencio.

Actualmente, los dos padres están detenidos en un cercano cuartel de la Guardia Civil como sospechosos de “un supuesto delito de homicidio”, indicó a AFP una fuente del instituto armado. Se espera que el sábado pasen a disposición judicial.

DECÍAN COSAS “MUY RARAS”

Una vecina entrevistada por el canal Antena 3 dijo que “eran un poco extraños y decían cosas muy raras”, y detalló que Gabriel se ponía papel de aluminio en la cabeza, para supuestamente protegerse de “los extraterrestres”.

La madre de los niños trabajó por su lado “unos meses” en un centro cultural en el vecino municipio de Rocafort, cuando estaba embarazada de su hijo mayor, explicó a AFP una empleada de esa institución. “Nos ha extrañado muchísimo, porque ella con los nenes era como una madre cualquiera”, sostuvo.

La autopsia de los niños debía producirse este mismo viernes. La prensa local apunta a que habrían recibido golpes.

Los pequeños fueron vistos la tarde del miércoles por una amiga de la familia, según las autoridades. El ayuntamiento de Godella decretó tres días de luto oficial.