Nuevo ataque homofóbico: Marcaron a joven trans con una esvástica

Según el relato de la víctima Matías Mella, dos sujetos encapuchados lo golpearon e insultaron en la madrugada del miércoles en una plaza de Pedro Aguirre Cerda.

1196

Un joven trans de 18 años, Matías Mella, denunció una violenta agresión por parte de encapuchados que le marcaron uno de sus brazos con la esvástica nazi. La víctima recibió el apoyo del Movilh y del Gobierno, a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito. 

Según la denuncia presentada en la noche del miércoles en la Comisaría de Pedro Aguirre Cerda, el ataque ocurrió a las 1:00 de la madrugada del miércoles en una plaza de la citada comuna capitalina, donde fue abordado por dos sujetos que cubrían sus cabezas con las capuchas de sus polerones. 

“Estaba escribiendo, tenía las uñas pintadas. Cuando me negué a ofrecerles un cigarro a dos hombres, estos comenzaron a insultarme, a darme golpes de pies y puño. Me decían lesbiana de manera despectiva. Les expliqué que era transexual y me hicieron marcas en el brazo y en la frente”, señaló la víctima visiblemente afectada.

A su vez, el vocero del Movilh, Óscar Rementería, quien acompañó al afectado a la unidad policial, recordó que Daniel Zamudio sufrió el mismo tipo de ataque de odio hace siete años. 

“Estamos consternados por todo lo que ha estado ocurriendo. Ya sumamos 10 ataques de violencia extrema contra las personas LGBTI en el transcurso del presente año”, añadió.

“Esto nos lleva a concluir y decir, de manera tan responsable como dramática, que en Chile se ha desencadenado un ola de ataques homolesbotransfóbico, donde está desatada la irracionalidad y el desprecio hacia quienes tienen una orientación sexual o identidad de género distinta a la mayoritaria”, enfatizó Rementería.

Junto con informar que “orientaremos al joven para que presente acciones legales por la Ley Zamudio”, dijo que “queremos resaltar que literalmente sentimos y sufrimos el dolor de las víctimas”

Agregó que “Matías ha sido marcado de por vida. Las esvásticas, esperamos y confiamos, perderán visibilidad en su cuerpo, pero el daño psicológico no tiene límites. Por eso es importante que reciba la solidaridad, el cariño y el amor de todas y todos y, muy especialmente, que entre todos exijamos la máxima justicia y sanción contra los responsables”.

En tanto, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, también concurrió a la comisaría, solidarizó con la víctima y le ofreció toda la ayuda psicológica y legal necesaria en coordinación con el Movilh, organismo que tiene un convenio de cooperación con dicha repartición del Ministerio del Interior. Ambos organismos anunciaron querellas.