Mesa de la Cámara concreta renuncia y fija elecciones para el próximo martes

Este escenario deja los cargos de presidente y vicepresidentes de la corporación vacantes, ya que el diputado Gabriel Silber declinó su postulación por una denuncia anónima de violencia intrafamiliar. La DC aún no define su candidato y el FA se resiste a apoyarla.

147

La sala de la Cámara de Diputados aceptó este jueves la renuncia de la mesa de la corporación, compuesta por la presidenta Maya Fernández (PS) y los vicepresidentes Jaime Mulet (FRVS) y Mario Venegas (DC).

Esta dimisión, oficializada en la sesión del pasado martes 12, fue abordada esta jornada sin debate y aprobada por 77 votos a favor, 7 en contra y 6 abstenciones.

Con esto la corporación se queda se queda en un estado de vacancia que permite convocar a elecciones, puesto que el candidato que tenía la Democracia Cristiana, el diputado Gabriel Silber, no asumirá la conducción debido a una denuncia anónima de violencia intrafamiliar en su contra y que –sostiene- es falsa y parte de una operación política en su contra.

El reglamento determina que al encontrarse acéfalo cualquiera de los cargos de la mesa dentro del período legislativo, se procederá a la elección respectiva en la primera sesión ordinaria que se celebre después de cuarenta y cinco horas de ocurrida la vacancia, lo cual debería concretarse el próximo martes 19 de marzo.

Por acuerdo de la oposición, la presidencia corresponde este año a la Democracia Cristiana, que hasta ahora no tiene postulante y lo definiría el lunes, pero el Frente Amplio se niega a votar por un DC, debido a que el partido -en su opinión- no ha jugado un papel decididamente opositor frente al Gobierno.

La directiva saliente fue electa en la sesión del 11 de marzo de 2018, ocasión en que se desarrolló también la ceremonia de instalación de la Cámara para el periodo legislativo 2018-2022.

DC confirma que Silber no será candidato a la presidencia de la Cámara tras denuncia anónima de violencia intrafamiliar

Diputado Torres cree que hubo una “operación política” contra Silber y no descarta que surgiera de la DC