Ezzati tildó de “gravísimas” afirmaciones del sacerdote Tito Rivera

El arzobispo de Santiago, quien también es imputado de encubrimiento en casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica, dijo que “rechazamos terminantemente” la forma en que el presbítero se refirió a las víctimas y al ministerio sacerdotal.

364

Habrán escuchado cómo este hermano sacerdote, por el cual también pedimos la misericordia del Señor, expresó que pediría al Santo Padre la dimisión del estado clerical”, señaló este jueves el cardenal Ricardo Ezzati, al referirse a Tito Rivera, imputado de una violación al interior de la Catedral Metropolitana.

Fue precisamente en ese templo que el arzobispo de Santiago aprovechó la homilía de aniversario de los 201 años del Voto de O’Higgins -promesa que el pueblo chileno y las autoridades de la época le hicieron a la Virgen del Carmen para que intercediera a favor de la Independencia-, para referirse a los dichos del religioso en el programa Mentiras Verdaderas de la Red.

Allí el presbítero acusado de ese delito por un hombre, de 43 años, negó la acusación y dijo que la presunta víctima sólo buscaba dinero e incluso satisfacción personal repitiendo a quien quiera escucharlo los abusos a los que lo habría sometido.

Ezzati, quien también es acusado de encubrimiento en casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica y que no fueron denunciados por la jefatura de la institución religiosa, habló del prelado “que ha sido acusado de abuso a hermanos débiles y frágiles, a los cuales les debemos toda nuestra cercanía y todo nuestro apoyo”.

También condenó la forma en que se refirió a la institución a la que aún pertenece Rivera- pese a que la Conferencia Episcopal ya solicitó cese del estado clerical del religioso-, al decir que el 50% de los sacerdotes son homosexuales y que él ha tenido conductas de ese tipo.

A lo largo de la entrevista, se han presentado, expresado, entre otras cosas, gravísimas afirmaciones contra víctimas de abusos, contra el mismo ministerio sacerdotal, contra la santidad del matrimonio, de los sacramentos, especialmente, de la confesión. Afirmaciones que rechazamos terminantemente”, enfatizó el cardenal, a quien parlamentarios quieren quitarle la nacionalidad chilena obtenida por gracia.

“Hoy en un contexto social y eclesial muy complicado por las situaciones de pecado, de abusos, cometidos por algunos hermanos nuestros en la vida y camino de fe, especialmente cuando estos hermanos tienen como tarea y misión ser signo de la presencia bondadosa del buen pastor”, reflexionó al dirigirse a los asistentes.

Finalmente manifestó que “hoy día más que nunca le queremos pedir al Señor perdón por lo que son las faltas cometidas, decisión clara y auténtica para remediar el mal y al mismo tiempo, la tarea de ser de verdad constructores de bien, dignidad y respeto para todos”, recalcó.

Arzobispado solicitó al Vaticano la salida inmediata de Tito Rivera

Tito Rivera niega violación en la catedral y afirma que denunciante busca dinero

Abogado de Ezzati suspendió vista de sobreseimiento por querella contra sacerdote Rivera