Conaf realizó un positivo balance de los aviones “Ten Tanker” que regresaron a EEUU

Las dos aeronaves estadounidenses fueron contratadas por el Gobierno para apoyar el control de los incendios forestales.

135

Tras estar un mes en Chile, el segundo avión DC10 “Ten Tanker”, arrendado por el Gobierno a través de Conaf para ayudar en el combate de los incendios forestales, regresó a Estados Unidos. 

La corporación realizó un positivo balance de la labor de las aeronaves, que colaboraron en contener los siniestros producidos en las regiones de Biobío, Maule, La Araucanía, Los Lagos y Aysén.

José Manuel Rebolledo, director ejecutivo de Conaf, informó que “estos dos aviones especializados en el combate de incendios forestales constituyeron un gran aporte, no sólo para frenar el daño a los bosques, sino también para proteger a las personas y salvar muchas casas. Fue un acierto traer estas aeronaves por iniciativa del Presidente Sebastián Piñera, quien nos autorizó el presupuesto necesario para poder enfrentar una temporada compleja”.

El “Ten Tanker” mide 50 metros de largo y tiene una capacidad de 36 mil litros de agua. Las aeronaves, con 10 programas de descarga, en Chile estuvieron al mando de una tripulación especializada, que ya tenía experiencia en el combate de incendios forestales en California el año pasado.

Rebolledo agradeció la labor de la tripulación de EEUU y destacó el gran trabajo realizado por el personal de Conaf, Bomberos y Fuerzas Armadas en apagar los incendios y en apoyo brindado a los aviones, especialmente en los aeropuertos de Santiago, Concepción y Puerto Montt.

Sin todo este apoyo no hubiera sido posible la exitosa participación de los ‘Ten Tanker’. Aquí funcionó muy bien y con profesionalismo la coordinación entre todas las entidades ligadas al combate de los incendios forestales. Los técnicos de Conaf brindaron el respaldo logístico a estas aeronaves, los bomberos tuvieron como responsabilidad las recargas de agua y las Fuerzas Armadas proporcionaron los aviones guías”, agregó la autoridad.

Shawn Dugan, jefe de pilotos de los aviones, al momento de abandonar Chile expresó que “todas las personas en Chile fueron extremadamente serviciales y profesionales. Ante cualquier cosa que necesitábamos para apoyar nuestra misión obtuvimos una rápida y eficiente respuesta”.

“El personal de control de incendios de Conaf realmente tiene el conocimiento de lo que implica el proceso de extinción de incendios. En Chile vimos muy buenas tácticas de combate de incendios y una técnica para extinguir incendios de envergadura, a veces varios al mismo tiempo, y reaccionando muy rápidamente”, añadió.