Piñera encabezó cierre simbólico del Cread Playa Ancha

“La responsabilidad por los niños más vulnerables es de todos, de la sociedad civil, del Estado, de los municipios, de todos”, dijo el Mandatario en una ceremonia de cierre simbólico en el lugar. El recinto se cerró debido a que no se estaba entregando la protección que los niños necesitan, al no cumplirse el principio obligatorio de cuidarlos y protegerlos.

112

El Presidente Sebastián Piñera cerró este miércoles el Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) de Playa Ancha, reemplazándolo por cuatro nuevas residencias familiares ubicadas en barrios en Cerro Alegre, Viña del Mar, Villa Alemana y Quillota. 

“La responsabilidad por los niños más vulnerables es de todos, de la sociedad civil, del Estado, de los Municipios, de todos”, dijo el Mandatario en una ceremonia de cierre simbólico en el lugar, acompañado por ministros y otras autoridades.

El centro se cerró debido a que no se estaba entregando la protección que los niños necesitan, al no cumplirse el principio obligatorio de cuidarlos y protegerlos. Llegó a albergar a 120 niños, niñas y adolescentes en sus dependencias. Previo a su cierre, el número ascendía a 80, y los últimos residentes dejaron el lugar el 26 de febrero.

El Jefe de Estado destacó que con su cierre se realiza un cambio profundo en la forma en que el Estado protege a los niños y niñas vulnerados en sus derechos para dar paso a residencias familiares, acogedoras, que cuentan con espacios personales y en los cuales ellos pueden transitar libremente como lo hace cualquier persona en su casa. Además, se seleccionaron funcionarios adecuados y se han respetado los tiempos que se requerían para hacer bien este cambio.

“Necesitamos que estas nuevas residencias familiares se inserten en la comuna y que las comunas los reciban como niños y adolescentes. Y para eso, es muy importante que apoyen su trabajo”, señaló.

“Los niños hicieron el milagro de dejar atrás las pequeñeces de la política y, realmente, yo he sentido que todos -Gobierno, oposición, la sociedad civil, distintas autoridades- han comprendido la importancia de este proyecto y han puesto a los niños primeros en sus prioridades”, remarcó Piñera.

Este es el primer cierre de un Cread y marca el inicio del fin de un modelo. Durante los próximos dos años se avanzará en el cierre de estas instituciones en todo Chile y en instalar el cambio del modelo para promover la reunificación familiar, potenciar el cuidado en familias de acogida y, cuando no es posible, utilizar las residencias familiares.