Valente y cierre de Guante: Como gobierno tienes que empatizar “con el drama que representa” para los trabajadores

Titular de Economía sostuvo este martes que “es mala cosa que las empresas, inevitablemente algunas de ellas, cierren a pesar de los esfuerzos de sus dueños por adaptarse".

335

El ministro de Economía, José Ramón Valente, reaccionó este martes a lo ocurrido con la empresa nacional de Calzados Guante y Gacel, que con 90 años de historia, decidió este lunes cerrar su fábrica en Santiago, dejando a 283 trabajadores cesantes.

“Es mala cosa que las empresas, inevitablemente algunas de ellas, cierren a pesar de los esfuerzos de sus dueños por adaptarse”, sostuvo el secretario de Estado Tele13 Radio.

Valente remarcó que “estamos viviendo esta revolución del siglo XXI en que vemos cambios muy significativos en hábitos de consumo de la gente, y la obligación de las empresas es adaptarse muy rápido a esos cambios, y hay algunas empresas que lo logran y otras que no lo logran”.

“Como gobierno tienes que estar presente empatizando con el drama que representa para cada uno de los trabajadores”, indicó.

El titular de Economía sostuvo que el dinamismo de la economía “es lo que finalmente le da dignidad a esos trabajadores por la vía de encontrar un nuevo empleo”

El ministro no relacionó el cierre de la empresa a un fenómeno general.”Enero fue el enero con la mayor creación de empresas en Chile”, planteó.

Requerido acerca de qué se le dice a los trabajadores frente a esta situación, Valente aseguró que “hay dos tipos de respuestas, una es que como Gobierno lo hacemos, el ministro del Trabajo va a estar ahí presente empatizando con el drama que representa para cada los trabajadores que se quedan sin empleo el hecho que se cierre su fuente de trabajo, y por lo tanto, todos los instrumentos de apoyo que tiene el Gobierno para hacer ese trance de quedarse sin trabajo hasta encontrar un nuevo empleo lo más llevadero posible”.

Calzados Guante y Gacel tras su cierre: “La situación se hizo insostenible”

Calzados Guante y Gacel cierra fábrica y deja a 300 cesantes