El Estado Islámico hizo un llamado a no rendirse

“Cortaron las carreteras y nos pusieron bajo asedio, pero el camino de Dios está abierto (…) la batalla no terminó”, señaló el grupo yihadista en un video publicado en una red social.