Karol Cariola y el 8M: “Debe ser una antesala de la sociedad que queremos”

La diputada comunista y matrona dice al diario La Nación que este viernes "estaremos marchando y acompañando una huelga de mujeres totalmente legítima”. Aprovecha de desenfundar su crítica reflexión sobre políticas sanitarias insuficientes para la prevención del VIH y la planificación familiar que han afectado principalmente a la mujer.

1538

“Este viernes estaremos marchando y acompañando una huelga de mujeres totalmente legítima”, remarca la diputada comunista Karol Cariola anticipándose a lo que será esta gran movilización del 8M que ha organizadora la Coordinadora Feminista, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

La parlamentaria celebra por estos días varias victorias: la aprobación de un proyecto de ley contra el ciber acoso, ha coordinado algunas acciones para este viernes junto a la bancada feminista “Julieta Kirkwood” y, desde la Comisión de Salud que integra, se ha logrado distribuir a los Centros de Salud Familiar (Cesfam), de las comunas más pobres de Chile, la primera remesa de condones femeninos. También, entre medio, estrenó su primera canción por Instagram (ver más abajo) donde habla sobre diversas vulneraciones de la mujer, de una brecha material y de los afectos que, según la letra, “No va más”.

La idea es que las mujeres dejen de depender de la voluntad de los hombres en materias fundamentales para su propia salud e integridad, cree. Por ejemplo, que ellos decidan usar condón. “El uso del condón femenino es más necesario que nunca para protegerse en las relaciones heterosexuales, pero también es un mecanismo cuando se trata de las relaciones entre una mujer y otra mujer”, señala a la luz de los tiempos y acerca de un necesario cambio cultural que pasa por la educación necesaria para ello.

La parlamentaria, también matrona titulada de la Universidad de Concepción, ha integrado las comisiones permanentes de Salud, Familia y Adulto Mayor, Vivienda y Seguridad Ciudadana entre otras.

Con esa perspectiva, cuenta al diario La Nación sobre la relevancia de mejorar las políticas de salud y educación sexual cuando las cifras de contagio por VIH en el país se disparan. Hace algunos días el Instituto de Salud Pública (ISP) informó que los contagios confirmados durante los últimos siete años dan cuenta de un aumento del 96%. Una cifra récord que pone a Chile dentro de los 10 países donde más han aumentado estos casos, incluso por sobre Egipto, Madagascar, Macedonia o Filipinas.

Dentro de las causas del fenómeno, Cariola sostiene que han existido controversias importantes en cuanto a educación sexual y la prevención a través de campañas sanitarias producto de un sesgo moral de la derecha histórica. “Tenemos que recordar que en los debates para instalar como obligatoria la educación sexual en los colegios, la derecha y sus gobiernos siempre han sido obstruccionistas. Sus posiciones conservadoras han obstaculizado una serie de proyectos de este tipo con premisas que dicen que, en vez de prevenir, incentivarán el contagio de enfermedades de transmisión sexual o el embarazo no deseado”, plantea.

Al respecto, recuerda como el 2006 la alcaldesa de Concepción, hoy senadora UDI, Jacqueline van Rysselberghe, prohibió la entrega de la pastilla del día después en su comuna amenazando incluso con informar a los padres de los adolescentes que la solicitaran en los consultorios. Para la diputada, las diversas trabas que las autoridades de derecha han puesto a medidas que van en favor de la planificación familiar son un problema de clase. “Son las mujeres de más escasos recursos las que se atienden en los Cesfam y necesitan el acceso a estos métodos anticonceptivos. Claro que se pueden comprar en las farmacias, pero tiene un costo elevado y no es accesible para todas las mujeres”, se lamenta.

“Muchos chilenos siguen rigiéndose por estas moralinas hipócritas propuestas por actores políticos que tienen poca ética y moral para realizar algunos actos, pero que sí pueden meterse en la vida privada de las personas sin limitaciones para cortar sus opciones más básicas”, agrega sobre cómo la máxima autoridad de Salud, Emilio Santelices a su vez, señalaba que el auge de los casos de VIH en el país eran en gran parte causadas por la llegada de migrantes.

Y remarca que “los datos hablan por sí solos y el ministro de Salud lo único que hace es incentivar la xenofobia en la población cuando ya tenemos suficiente resentimiento con la migración con consecuencias complejas como para no atribuirle a la verdadera responsabilidad al Estado por haber llegado a este nivel de prevalencia. Culpar a los migrantes de esto es querer sacar las castañas con la mano del gato. Del total de casos de crecimiento de VIH, solo el 10% corresponde a migrantes. Es decir, el problema está en Chile y hay que resolverlo acá. Insistir en esto, sea el ministro o no, es una tremenda irresponsabilidad”, reitera.

“CONDUCTAS SEXUALES CADA VEZ MÁS PRECOCES”

Entrando en propuestas de cambio, Cariola propone hacerse cargo de la falta de campañas educativas desde la adolescencia y entender que, se haga o no educación sexual en los colegios, no habrá un cambio significativo en el inicio de la vida sexual de los jóvenes.

“Las conductas sexuales de los adolescentes en Chile son cada vez más precoces en términos de edad. Incluso, cada vez es más libre respecto al número de parejas sexuales. Esto, desgraciadamente, no ha sido acompañado de un proceso de educación que haga que esa definición -que a mí me parece correcta en el sentido de que cualquiera puede llevar su vida sexual como le parezca-pueda vivirse libremente tomando los cuidados y responsabilidad necesarias”, señala la especialista en salud sexual y reproductiva.

¿Qué discusiones lleva adelante la Comisión de Salud que sean parte de la solución de estas controversias?

-Hay varios elementos que estamos discutiendo en ese sentido. En particular, el aumento del número de contagios de VIH en el país que es un elemento preocupante que advierte que las políticas preventivas han sido un fracaso. Estamos viendo hoy las consecuencias de las políticas obstruccionistas históricas en materia de salud sexual que han sido llevadas adelante con una mirada hipócrita. Me refiero a no tener educación sexual en los colegios, oponerse a la instalación de dispensadores de preservativos y al incentivo -desde el Parlamento, incluso- de una política pública que preserve la salud sexual a través del fortalecimiento de mecanismos para cuidarnos como mujeres y protegernos sin necesitar la voluntad del hombre.

Agrega que “se acaba de implementar, a través de la solicitud que hemos hecho al Ministerio de Salud, la primera gran remesa de condón femenino que se están distribuyendo en los distintos Cesfam del país. Parte del plan es educar sobre su uso para lograr un cambio cultural sobre la decisión mutua de usar un método anticonceptivo y no exclusivamente del rol de la mujer que usa pastillas o espera la iniciativa del hombre de usar condón. Por otro lado, desde el Congreso, esperamos poder fiscalizar la toma de test rápidos de VIH, pues hemos detectado una falencia en el diagnóstico. En el país hay más de 20 mil personas que viven con el virus y no lo saben porque no se han controlado adecuadamente, lo cual nos pone ante una situación tremendamente compleja.

¿Cuál es su agenda para este viernes de huelga general feminista?

-Este viernes estaremos marchando y acompañando una huelga de mujeres totalmente legítima que se ha organizado desde el corazón del movimiento feminista y que apunta a resolver necesidades claves en materia de igualdad que siguen pendientes en materia salarial, previsional y otros asuntos culturales importantes que no consideran el rol de la mujer en la crianza de los hijos, la existencia de lagunas previsionales por esto mismo y la contribución de las mujeres a la sociedad. También la baja representación política de la mujer en alcaldías y el Parlamento sigue siendo un asunto urgente. Por eso, y otros temas relevantes como los femicidios, las distintas vulneraciones de género, motivan la movilización de este 8M que debe ser una antesala de la sociedad que queremos para que las diferencias sean una cosa del pasado y no una constatación del presente.

Morel por 8M: “Más allá de la huelga o no huelga, hemos logrado grandes avances gracias a la unidad”

Ministra Plá y 8M: “A las autoridades no nos corresponde marchar”

Vocera de Coordinadora 8M y dichos de decano Usach sobre huelga feminista: “Es un hecho de violencia”