¿Son necesarios los suplementos alimenticios?

“Estos suplementos no sustituyen una dieta balanceada, sólo aportan uno o más elementos que puedan faltarnos”, explicó una experta.

1415

Pese a que las vacaciones y el verano ya finalizaron para la gran mayoría, se siguen viendo en vitrinas de farmacias y góndolas de supermercado un sinfín de ofertas de suplementos vitamínicos y alimenticios para mantenerse en forma. Algunos de ellos prometen pérdidas de peso, otros fortalecer el sistema inmune y el resto mantener un equilibro saludable del organismo. Pero ¿qué son realmente y es necesario que los consumamos?

Paula Molina, química farmacéutica de Farmacias Ahumada, señaló que estos productos “en general, buscan aportar nutrientes que no podemos consumir en cantidades adecuadas con la dieta que llevamos. Éstos aportan aminoácidos, minerales, vitaminas o ácidos grasos, entre otros, pero deben ser consumidos en la cantidad requerida, ya que una dosis más elevada, puede ser perjudicial para nuestro organismo”.

En este sentido, es importante contar con la ayuda de un especialista, que guíe y entregue el contenido y dosis necesarias faltantes. “Estos suplementos no sustituyen una dieta balanceada, sólo aportan uno o más elementos que puedan faltarnos. Una dieta rica en frutas y verduras, que además integre proteínas, grasas y carbohidratos a medida no requerirá de este tipo de apoyo”, agregó.

Existen suplementos para distintas etapas de la vida y dependiendo si eres hombre o mujer. En el caso de los pequeños, deben necesariamente ser indicados por un especialista y ayudan a fortalecer el sistema inmune y atacar deficiencias que pueden ocasionar problemas de crecimiento (óseo y muscular) o desarrollo cognitivo.

En el caso de las mujeres, existen suplementos que ayudarán, principalmente, a aportar fibra -que disminuye los problemas digestivos-, vitamina D fundamental para la mantención del calcio y el mantenimiento de huesos sanos, o proteínas, en caso de mujeres que sigan dietas vegetarianas o veganas. También, en el caso de adultos mayores, algunos suplementos son indicados para evitar complicaciones por la pérdida de nutrientes, propias de la edad.

No obstante, y como lo señaló la especialista, estos suplementos deben ser indicados por un médico y no pueden tomarse esperando suprimir una alimentación saludable. “El sobreconsumo de algunos nutrientes pueden provocar efectos adversos como acné, inflamación abdominal o gases. Además, y sobre todo para aquellas personas sedentarias que comienzan a tomarlos para bajar de peso, los efectos pueden llegar a ser graves”, indicó la química farmacéutica que añade “el sobreconsumo de proteínas sin actividad física pueden traer como consecuencia insuficiencias renales o hepáticas, ya que al ser metabolizadas, provocan un aumento no natural de las funciones de estos órganos”.

Molina añadió que la clave es siempre mantener una dieta balanceada y mantener una actividad física propia a cada tipo de cuerpo y organismo. “Los suplementos son una ayuda, pero no alimentan ni hacen milagros”, finalizó.