Defensa reafirma estricto control para evitar mal uso de dineros en las FFAA

Junto con reiterar su condena a hechos como los que tienen al general (r) Juan Miguel Fuente-Alba ad portas de una formalización, el ministro Alberto Espina se refirió a los mecanismos que su cartera aplica para evitar la fuga y malgasto de recursos de las instituciones castrenses.

126

“La ciudadanía quiere que se garantice que cada peso que se gaste en las Fuerzas Armadas sea para el fin destinado”, señaló este miércoles el titular de Defensa, Alberto Espina, al detallar las medidas aplicadas por la cartera para evitar que se sigan cometiendo defraudaciones en las ramas castrenses.

Indicó que desde que asumió la cartera han trabajado en conjunto con los comandantes en jefe del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea en establecer mecanismos de modernización, probidad y transparencias rigurosos para proteger los recursos que les entrega el Estado y evitar que las instituciones sigan en tela de juicio y desprestigiadas por el proceder de algunos como el excomandante en jefe del Ejército, Juan Miguel-Fuente Alba Poblete.

“El Gobierno condena y rechaza de la forma más categórica estos hechos, ya que significan defraudar la fe pública y afectar el prestigio del Ejército”, dijo el secretario de Estado al enumerar proyectos de ley y disposiciones administrativas que ya se están ejecutando en ese sentido:

1.- Nuevo mecanismo de financiamiento de las capacidades estratégicas de la defensa con claras formas de control del Congreso Nacional y la Contraloría General de la República, control civil en la rendición de cuentas de gastos reservados (proyecto de ley en tramitación) e incorporar todo lo que sea necesario para el adecuado uso en los fines para los que fueron concebidos.

2.- Un convenio suscrito hace más de un año entre el ministerio de Defensa y la Contraloría concentrado en “seis áreas críticas” de las FFAA y ha significado una cantidad enorme de auditorías y procedimientos, cuya finalidad es el mayor control. Más de 280 auditorías en el sector de la defensa.

3.- Definición de las materias consideradas secretas para hacer compatibles el debido resguardo de la seguridad nacional con los estándares más altos en transparencia.

4.- Creación un comité de auditoría externa integrado por civiles bajo la responsabilidad del subsecretario de FFAA, Juan Francisco Gali, y cuya finalidad es que todos los recursos sean bien utilizados y se revisen todas las áreas sensibles donde se requiera un estricto control.

5.- Registro único de proveedores para la defensa. “No queremos que en la Defensa nacional se repitan hechos que ocurrieron en el pasado cuando existían pagos de comisiones muy cuestionadas que son objeto de investigaciones.

6.- Obligación por parte de los comandantes en jefe de rendir cuenta trimestral al ministro de Defensa sobre la gestión de las FFAA.

7.- Canal de denuncia de irregularidades en las instituciones armadas para que quienes tengan antecedentes esos hechos los hagan llegar.

8.- Control preventivo de las declaraciones de patrimonio e intereses de los oficiales superiores de las FFAA. Se hace cada cuatro años, pero se harán más seguida.

9.- Nuevo reglamento para pasajes y fletes de las FFA.

10.- Prohibición a los oficiales activos de recibir remuneraciones por la labor que cumplen en las mutualidades, control de los gastos en viáticos, comisiones y servicios al extranjero para asegurar que se limite al cumplimiento de su objetivo.

11.- Unificar y homologar los criterios para otorgar pensiones de invalidez.

12.- Limitar la contratación de parientes en las Fuerzas Armadas, establecer un período de vacancia para actuar como lobistas o proveedores de la defensa.

“Todas estas medidas y muchas más requieren en primer lugar, el claro compromiso de avanzar en la defensa nacional como una política de Estado por ésta y las fuerzas armadas pertenecen a todos los chilenos y no propiedad de ningún sector político”, indicó Espina.

TOTAL COLABORACIÓN

Al respecto subrayó que el ministerio ha colaborado y seguirá haciéndolo en lo que requiera la ministra en visita que sometió a proceso a Fuente-Alba, Romy Rutherfort, para que realice de la mejor manera su trabajo en esclarecer los hechos que ya fueron confesados por el imputado.

“Ella está cumpliendo, nos parece, en forma adecuada su función y lo que corresponde es colaborar en la labor que está desempeñando y dejarla trabajar tranquila”, el titular de Defensa, añadiendo que se ha comunicado con ella sobre el caso que puede tener otros oficiales de alto rango activos y en retiro citados a declarar.

Gastos reservados: Fuente-Alba admitió que los destinó a su nivel de vida y mesadas para exjefes del Ejército

Ministra Rutherford negó malos tratos a Fuente-Alba en interrogatorio