Kim Jong Un se dirige hacia Vietnam para una nueva cumbre con Trump

Hanói se prepara para acoger el miércoles y el jueves la cumbre entre el dirigente norcoreano y el presidente estadounidense que tiene el objetivo de alcanzar la desnuclearización del país asiático.

59

El líder norcoreano Kim Jong Un tiene previsto llegar este martes a Hanói tras un largo viaje en tren a través de China para reunirse por segunda vez con Donald Trump tras su primer encuentro, el año pasado en Singapur.

La capital de Vietnam se prepara para acoger este miércoles y jueves la cumbre entre el dirigente norcoreano y el presidente estadounidense que tiene el objetivo de alcanzar la desnuclearización del país asiático.

Kim Jong Un subió el sábado en Pyongyang en su tren blindado de color verde para su viaje a través de China.

Aunque su trayecto es secreto, el convoy norcoreano podría, según fuentes en Vietnam, llegar el martes a primera hora a la estación de Dong Dang, una localidad vietnamita en la frontera con China, tras haber recorrido unos 4.000 kilómetros.

Desde esa estación, cerrada al público y vigilada por guardias armados, el líder norcoreano podría llegar hasta Hanói por carretera, que estará cerrada el martes entre las 6 y las 14 horas locales.

En junio pasado Kim se comprometió a “trabajar por la desnuclearización completa de la península coreana”. Pero desde entonces la falta de avances provoca el escepticismo de los observadores.

Stephen Biegun, el emisario de Estados Unidos para Corea del Norte, reconoció recientemente que Pyongyang y Washington “no se pusieron de acuerdo sobre lo que significa” la desnuclearización.

Estados Unidos reclamó varias veces que Pyongyang se deshaga de su arsenal nuclear de manera completa, verificable e irreversible.

Para Corea del Norte, la desnuclearización tiene un sentido más amplio y reclama a su vez el final de las sanciones económicas internacionales y lo que considera las amenazas estadounidenses, como su presencia militar en Corea del Sur y en la región en general.

Trump pareció rebajar las expectativas de la cumbre en Hanói cuando dijo el domingo que no tenía prisa por la desnuclearizacion mientras Corea del Norte no lleve a cabo ensayos nucleares y lanzamiento de misiles, como ha dejado de hacer hace un año.

“No quiero apresurar a nadie”, dijo un día antes de salir de Washington. “Mientras no haya ensayos estamos contentos”, añadió.

“Hay realmente una oportunidad para hacer algo muy muy especial”, dijo Trump, aunque aseguró que no cederá en nada y que las sanciones siguen en pie.

Corea del Norte asegura que ya hizo gestos hacia la desnuclearización, como la congelación de los ensayos militares y la destrucción de los accesos a las instalaciones donde se realizaban los ensayos nucleares.

Según Harry Kazianis, del grupo conservador Center for the National Interest, las dos partes deberían hacer “al menos un paso adelante hacia la desnuclearización” porque “nada sería peor para ambos que salir de la reunión habiendo perdido el tiempo”.

“Trump se focalizará más en un discurso según el cual ha obtenido la paz en vez de presionar a Kim hacia la desnuclearización”, predice Scott Seaman, una analista de Eurasia Group.

Para Kim Yong-hyun, de la Universidad Dongguk, el mejor resultado sería que los dos dirigentes se pusieran de acuerdo sobre una hoja de ruta sobre la desnuclearización.

Washington podría prometer seguridad en forma de una declaración oficial sobre el fin de la Guerra de Corea (1950-53), que terminó con un armisticio.

La presidencia surcoreana juzgo creíble esta posibilidad. “Creo que existe una posibilidad real”, dijo su portavoz, Kim Eui-kyeom.

El dirigente norcoreano podría aprovechar su estancia en Vietnam para visitar zonas industriales en las provincias de Quang Ninh y Bac Ninh, donde hay una fábrica de Samsung.

Corea del Norte, que desde hace años lleva a cabo reformas en secreto para aligerar un poco el peso del estado, podría estar interesada en el modelo económico de Vietnam, un país comunista donde el gobierno mantiene el control total del poder pero se beneficia de la economía de mercado.