El Oscar de “Roma se lo llevó “Green Book” y Netflix se coronó en la fiesta de la pantalla grande

Aunque no salió mejor película, la cinta de Alfonso Cuarón apoyada por el gigante del streaming logró estatuillas a mejor cinta extranjera y dirección, fotografía.

750

El cineasta mexicano Alfonso Cuarón ganó este domingo tres premios de la Academia por su aclamado drama autobiográfico “Roma”, pero “Green Book” impidió que la celebración fuera completa al llevarse el Oscar a la mejor película.

La cinta sobre el viaje del célebre pianista negro Don Shirley y su chófer blanco Tony “Lip” Vallelonga por el sur de un Estados Unidos en la década de 1960 en plena segregación, también era una de las favoritas y, como tal, se llevó el premio mayor.

Al igual que la obra del realizador azteca, “Green Book” está inspirada en los recuerdos de infancia de Nick Vallelonga.

“Es una historia increíble de cuando era chico”, dijo Vallelonga, tras recibir la codiciada estatuilla que ganó a mejor guión original. “Don Shirley y mi padre tuvieron una historia maravillosa y esta película es sobre ellos”.

“Roma” era una de las ocho nominadas a mejor película, una categoría que hasta ahora ninguna producción hablada en un idioma distinto del inglés ha ganado.

CELEBRANDO LA DIVERSIDAD

Este domingo, en unos Oscar que celebraron la diversidad, este triunfo hubiera terminado de cambiar la historia.

Dos premios fueron para actores negros, Regina King (“If Beale Stree Could Talk”) y Mahershala Ali (“Green Book”), que además es musulmán; otro para un hijo de inmigrantes egipcios, Rami Malek (“Bohemian Rapsody”), y por supuesto, el mexicano Cuarón, se llevó el premio a mejor director.

Aunque esto último está lejos de ser una novedad: en los últimos seis años, cinco veces la estatuilla ha ido a realizadores de ese país.

El veterano director Spike Lee ganó su primer Oscar en competencia por su muy política “Infiltrado en el KKKlan”.

Ante el mundo, esta noche, alabo a mis antepasados que construyeron nuestro país, junto con el genocidio de nuestros nativos”, dijo un emocionado Lee al subir al escenario del Dolby Theatre de Hollywood.

También “Pantera Negra”, la taquillera producción de Marvel sobre un superhéroe negro, se impuso en las categorías de vestuario, diseño de producción y banda sonora.

“UNA MUJER INDÍGENA”

El balance es extremadamente satisfactorio para el filme de Cuarón, hecho en blanco y negro, hablado en español y mixteco. De 10 nominaciones, Cuarón ganó mejor dirección, fotografía y filme “extranjero”.

“Quiero agradecer a la Academia por reconocer un film centrado en una mujer indígena, una de los 70 millones de trabajadores domésticos en el mundo sin derechos laborales, un personaje que históricamente ha sido relegado en el cine”, dijo al recibir de manos de su compatriota Guillermo del Toro el premio por la dirección.

“Como artistas nuestro trabajo es mirar adonde otros no lo hacen”, subrayó el realizador que relata la historia de las dos mujeres que marcaron la infancia del propio director en el turbulento México de los años 70: su madre, en pleno proceso de separación de su marido, y una joven empleada doméstica, embarazada tras sus primeras experiencias sexuales.

Y la película dio además una nominación para la debutante Yalitza Aparicio, una maestra de origen indígena que en su vida pensó ser actriz.

Netflix gana así sus primeros Oscar en categorías importantes. El gigante del streaming tiene muchos detractores por su esquema de privilegiar la distribución en internet y de forma muy limitada en las salas de cine.

“GRACIAS QUEEN”

Otra gran triunfadora fue “Bohemian Rhapsody”, filme que ha conmovido a audiencias de todo el mundo, entró al podio del reconocimiento con cuatro estatuillas, incluida la que recibió Malek por su encarnación del líder de la banda Queen Freddie Mercury.

“Gracias Queen. Gracias a ustedes por permitirme ser la parte más pequeña de su fenomenal y extraordinario legado”, dijo Malek a Brian May y Roger Taylor, que en el escenario abrieron la gala acompañados por la voz de Adam Lambert.

“Hicimos una película sobre un hombre gay, un inmigrante, que vivió su vida sin arrepentimientos. El hecho de que lo estemos celebrando esta noche es una prueba de que estamos deseando historias como esta”, agregó emocionado.

La película ganó igualmente por edición y mezcla de sonido y edición cinematográfica.

Una sorpresa fue el Oscar a Olivia Colman (“La favorita”), que se impuso a la favorita Glenn Close (“La esposa”), que vuelve a irse del Óscar con las manos vacías.

Por primera vez en 30 años la gala no tuvo anfitrión, tuvo sí mucho español.

Diego Luna, que se encargó de presentar a “Roma” como nominada, celebró: “Ya se puede hablar español en los Oscar, “ya nos abrieron la puerta y nadie nos saca”.

“No hay fronteras, no hay muros que frenen el ingenio y el talento”, expresó el español Javier Bardem al presentar el premio de película extranjera.