Tres empresas demandan a Junaeb por licitación fallida de alimentos escolares

Los libelos cuestionan que el organismo, argumentando que hubo problemas con los antecedentes administrativos presentados por las firmas concursantes declaró desierta la adjudicación y luego firmó un trato directo con otras seis compañías.

266

Tres empresas que fueron parte del proceso de licitación de raciones alimenticias de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), demandaron al organismo ante el Tribunal de Contratación Pública.

Se trata de Aliservice Salud y Vida; Soser Distribuidora de Alimentos y Las Dalias, quienes recurrieron por separado a la justicia competente luego de que la Junaeb declarara desierta la licitación por raciones alimenticias para alumnos, y luego firmara un trato directo con otras seis empresas, informó La Tercera.

En diciembre del año pasado, el organismo adjudicó la subasta a demandantes Pero una semana después declaró desierto el proceso, argumentando que hubo problemas con los antecedentes administrativos presentados por las empresas, para luego, el 6 de febrero, firmar un trato directo con otras seis compañías.

Aliservice fue la primera en acudir a la justicia, cuando el pasado 6 de febrero, el abogado de la firma, Mariano Guajardo, acusó que la entidad licitante “se negó a publicar el acto de adjudicación (incluso tomado de razón) en el sistema de información de forma inexplicable y, decide dejarlo sin efecto, sin dar cumplimiento a las normas básicas que rigen actuaciones de autotutela administrativa”.

Luego, el 8 de febrero, Hendaya presentó su requerimiento pidiendo que el proceso volviera a la fase de evaluación de ofertas, mientras que Nutriplus (empresa que perdió en la licitación), demandó cuestionando el trato directo con las otras entidades, pues “pasó a llevar” la extensión del contrato por cinco meses que se le ofreció luego de que se cayera la subasta.

Por su parte el director de Junaeb, Jaime Tohá, señaló al matutino que descarta de plano el fundamento de las acusaciones.

“Descartamos totalmente las acusaciones de las empresas. Respetamos el derecho que tienen para hacer las reclamaciones en todos los espacios que existen, pero no concordamos con ellas porque el proceso ha sido impecable y transparente en todas sus etapas”.

“Se hizo un trato directo para contar con el servicio de manera oportuna desde el primer día de clases, donde exigimos las mismas condiciones técnicas del proceso, salvamos las buenas ofertas que se habían recibido antes, el producto que se compró es el mismo y el precio que se utilizó es altamente competitivo”, concluyó Tohá.