Incendio que se propagó en cuatro edificios deja 70 muertos en Bangladés

El siniestro se habría iniciado por la explosión de un balón de gas y su propagación alcanzó a transeúntes, algunas personas que comían en restaurantes y otras que participaban de una fiesta nupcial en un centro comunitario.

137

Al menos 70 personas murieron este jueves a consecuencia del incendio de varios edificios de apartamentos de Daca, la capital de Bangladés, que servían también como almacenes de productos químicos.

Según informaron los bomberos, decenas de personas quedaron atrapadas en las edificaciones, incapaces de escapar por las calles estrechas y atascadas por el tráfico, a medida que estallaban en llamas esos locales que guardaban aerosoles y gránulos de plástico altamente inflamables.

El último balance comunicado la entidad de rescate y médicos da cuenta de al menos 70 fallecidos y 55 heridos, diez de ellos en estado crítico.

“La cantidad de cuerpos puede aumentar. La búsqueda continúa”, dijo el jefe del servicio de bomberos de Bangladés, Ali Ahmed.

“Las explosiones eran tan fuertes que era como una guerra. Los barriles químicos explotaban en los pisos superiores y caían bolas de fuego a la calle. Vi cuerpos quemándose en todas partes”, dijo Haji Mohamad Salahudin, habitante del barrio que resultó gravemente herido.

El siniestro comenzó a eso de las 22:40 horas del miércoles (16:40 GMT) en el barrio de Chawkbazar, uno de los sectores más antiguos de la ciudad donde abundan las calles estrechas.

Ahmed dijo que pudo haberse originado en un cilindro de gas de uno de los edificios, lo que propició que las llamas se expandieran rápidamente a través de cuatro edificios contiguos, que también se usaban como almacenes químicos.

La televisión mostró unas imágenes en las que se veía la puerta principal de uno de los edificios totalmente cerrada, impidiendo la salida de los vecinos, mientras las llamas devoraban sus cinco pisos.

“Hubo un embotellamiento cuando se produjo el incendio. La gente no pudo escapar”, dijo el encargado del procedimiento de rescate de Bomberos, describiendo una parte de la ciudad donde las calles son muy estrechas.

Otro oficial de bomberos dijo a los reporteros que el incendio había sido controlado pero no apagado, pese a los esfuerzos de más de 200 bomberos.

“Tomará tiempo. Esto no es como cualquier otro incendio”, dijo, y agregó que fue tan devastador debido a los químicos “altamente combustibles” almacenados allí.

FIESTA NUPCIAL ATRAPADA POR LAS LLAMAS

Unos testigos explicaron que los asistentes a un matrimonio en un centro comunitario cercano se vieron atrapados en el incendio y muchos de ellos resultaron heridos.

El subcomisionado de la Policía Metropolitana de Daca, Ibrahim Khan, dijo que al menos dos autos y 10 “rickshaws” (vehículos ligeros de tracción humana) se quemaron en el incendio.

Las víctimas incluían transeúntes, algunas personas que comían en restaurantes y algunos miembros de la fiesta nupcial”, dijo.

Un inspector de policía dijo en el Hospital del Colegio Médico de Daca que al menos 45 personas resultaron heridas, incluyendo cuatro muy graves.

Cientos de personas corrieron al hospital para buscar a sus familiares desaparecidos.

Haji Abdul Kader, cuya tienda quedó destruida en el incendio, dijo que sobrevivió porque había salido a comprar a la farmacia.

“Cuando estaba en la farmacia, escuché un gran estallido. Me volví y vi toda la calle, que estaba repleta de autos y ‘rickshaws’, en llamas. Las llamas estaban por todas partes”, dijo a la AFP. “Me quemé y corrí al hospital”, dijo.

Sohag Hossain, uno de los heridos, le dijo al diario Daily Star que él y dos amigos estaban trabajando en una fábrica de plástico en uno de los edificios en el momento del incendio. De repente, oyeron un ruido enorme e intentaron huir, pero no pudieron escapar del fuego.

Un incendio similar en 2010 en un antiguo edificio de la capital bangladesa, que también se usaba como almacén de productos químicos, mató a más de 120 personas en uno de los peores incendios de Daca.

Después de aquello, las autoridades de la ciudad lanzaron una operación para erradicar los almacenes de productos químicos de áreas residenciales, pero en los últimos años la iniciativa se detuvo por completo.