Juan Carlos Cruz viaja al Vaticano para cita con obispos que se reunirán con el Papa

El Papa Francisco convocó a todos los presidentes de la conferencias episcopales para una cumbre inédita sobre los abusos sexuales a menores en la Iglesia, un fenómeno que considera un “desafío urgente” para la institución.

168

Juan Carlos Cruz, víctima y denunciante de Fernando Karadima, viajará este lunes al Vaticano para reunirse con los obispos que participarán de la reunión mundial de Conferencias Episcopales con el Papa, la que se realizará a partir del jueves en el Vaticano.

En el encuentro, Cruz tiene planificado mostrar un video a los clérigos donde aparecen varias personas que fueron víctimas de abusos por parte de sacerdote, con la idea de que este tema sea abordado en la reunión de los obispos con el Papa.

Al respecto, Cruz señaló que “yo espero que esto se traduzca en acciones concretas. Aquí no hay que crear caminos nuevos, que se pongan las pilas y hagan lo que tienen que hacer, apliquen la ley, se preocupen de los sobrevivientes”.

“Que echen a los curas pedófilos, que el Papa eche a los obispos encubridores y los que no quieran seguir lo que hay que hacer, ahí está la puerta y se pueden ir”, concluyó Cruz.

CUMBRE INÉDITA EN EL VATICANO CONTRA LA PEDERASTIA

El Papa Francisco convocó esta semana en el Vaticano a todos los presidentes de la conferencias episcopales para una cumbre inédita sobre los abusos sexuales a menores en la Iglesia, un fenómeno que considera un “desafío urgente” para la institución.

“Los invito a orar por esta reunión, que considero un acto de fuerte responsabilidad pastoral ante un desafío urgente de nuestro tiempo”, explicó el Papa frente a la multitud de fieles reunidos en la plaza de San Pedro para la oración del Ángelus dominical.

Con esas palabras Francisco reconocía no sólo la gravedad sino su preocupación por un fenómeno que ha minado la credibilidad de la Iglesia en todos los continentes y que ha sido encubierto y negado durante décadas.

Los líderes de las 113 conferencias episcopales del mundo, así como superiores de las congregaciones y grupos de víctimas de curas pederastas, cerca de 200 personas, fueron convocados por el pontífice argentino para la reunión extraordinaria, que tiene como primer objetivo que se tome conciencia del fenómeno por más doloroso y dramático que sea.

“Es el momento de la verdad. Aunque dé miedo y nos humille”, reconoció en una conferencia de prensa el arzobispo maltés Charles Scicluna, autor entre otros del informe sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, el fallecido mexicano Marcial Maciel, entre los escándalos más graves por pedofilia que ha vivido la Iglesia.

La cumbre en el Vaticano es la primera de este tipo, se llevará a cabo del 21 al 24 de febrero y quiere ser una respuesta concreta al escándalo de la pedofilia y sobre todo a su encubrimiento.

“El primer paso debe ser reconocer la verdad de lo que ha sucedido”, subrayó el mismo Papa argentino en misiva en la que exhortaba a los participantes a prepararse para el evento celebrando reuniones personales con víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero.