Académicos universitarios registraban “asistencias fantasmas” para cobrar el doble de asignaciones

La revisión develó que hay 74 profesores de dos universidades de la Quinta Región que no dejaban constancia de su jornada laboral en medios de control, a lo que se suman otros que cobraron millones por un bono de exclusividad que no cumplían y que deberán restituir.

614

La Contraloría General de la República realizó dos auditorías a la Universidad de Valparaíso (UV) y a la Universidad de Playa Ancha (Upla) para determinar el cumplimiento de la jornada laboral por parte de los docentes, detectándose que varios académicos registran asistencia en la misma hora y día en diferentes planteles de educación superior.

Según el organismo fiscalizador no consta que este tiempo haya sido compensado o que se hayan ordenado los respectivos descuentos, por lo que las universidades y las reparticiones públicas involucradas deberán analizar la efectividad de los marcajes realizados y disponer eventuales reintegros.

Se detectó a 40 profesores de la UV en tal situación y 34 de la Upla, que no dejaban constancia de su jornada laboral en medios de control.

Otros consignaban determinado horario como término de jornada laboral en la universidad o en el servicio público, luego establecían la misma hora como ingreso en el otro trabajo, lo que llevó a la Contraloría a señalar que es “cuestión que resulta inverosímil, al considerar la distancia que separan los recintos de ambas universidades”.

La entidad contralora indicó que en la Universidad de Valparaíso una académica deberá reintegrar $4.591.561 percibidos como parte de una asignación de mérito por retención de personal, tras comprobarse que paralelamente efectuaba docencia en la Universidad Viña del Mar, incumpliendo el requisito de exclusividad de dicho bono.

En tanto, otros nueve docentes recibieron la misma asignación por $28.488.541, pero según el Ministerio de Educación, figuran prestando servicios en universidades privadas.