Cesáreas se han transformado en un “negocio” para clínicas en convenio con Fonasa

Unos $6 mil millones es el costo que debe pagar el prestador estatal por los procedimientos que, en un 45% son innecesarios.

749

Un parto natural se puede extender entre 6 a 8 horas, pero existe una alternativa: la cesárea, que en caso de realizarse debe estar médicamente justificada en la dificultad y riesgo que genere el dar a luz.

Expertos dicen que estas cirugías, son hasta dos veces más costosas y que debieran ser indicadas en casos puntuales, pero se han transformado en un “negocio” que, en el caso del Fondo Nacional de Salud (Fonasa), significan pérdidas de recursos que van a los prestadores privados con los que tiene convenio.

Según un estudio dado a conocer por el Ministerio de Salud, los porcentajes de cesáreas en Chile están muy por sobre las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que plantea que en ningún país de debería superar el 15% de estos procedimientos.

El análisis busca determinar gastos evitables para el sistema público, y concluye que los embarazos de las mujeres afiliadas a Fonasa que se atienden en el sector privado terminan en cesárea en el 73% de los casos, según informó El Mercurio.

Lo grave es que al menos el 45% de esos procedimientos podría no tener justificaciones médicas, es más, con esta modalidad en las clínicas es incluso más alta que la de los propios afiliados al sistema privado donde el 62% de los partos son bajo esta modalidad.

El costo de la cirugía para el Estado es mayor que el de un parto natural, el desembolso adicional por estas intervenciones injustificadas significa un gasto evitable para la red pública de $6.068 millones.

Según la exsubsecretaria de Salud Pública, Jeanette Vega, “desde el punto de vista médico, no hay ninguna justificación para tener esa tasa de cesáreas”.

En tanto para el expresidente del Colegio Médico, Enrique Paris “muchas familias piensan que es más cómodo hacerse una cesárea y no estar varias horas en trabajo para dar a luz, pero el médico debería convencerlas de que el parto normal es lo más indicado”.

Pero según diversas encuestas a las mujeres del país, más del 75% prefiere un pato natural.