Chileno liderará grupo científico mundial en investigación de ecosistemas marinos y krill

César Cárdenas, investigador del Inach, coordinará por dos años al grupo de especialistas en monitoreo y gestión de ecosistemas de la Comisión para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos.

675

El krill es señalado como un organismo esencial en la trama trófica Antártica. Estos crustáceos reunidos configuran la mayor biomasa de la Tierra, y se estima que aproximadamente la mitad de ella es consumida por ballenas, focas, pingüinos y peces cada año. El Dr. César Cárdenas es investigador del Instituto Antártico Chileno (Inach), organismo técnico del Ministerio de Relaciones Exteriores, y actual representante científico chileno ante la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CRVMA), fue recientemente elegido como coordinador del grupo de trabajo sobre monitoreo y gestión de ecosistemas.

El investigador nacional apuntó que el grupo de trabajo está en un periodo clave, ya que el comité científico debe proveer asesoría a la comisión sobre el manejo de la pesca de krill y la revisión de las medidas de conservación que regulan la distribución del nivel crítico de activación en la pesquería de krill (trigger level).

Dr. César Cárdenas.

El Dr. Cárdenas será coordinador de uno de los cinco grupos de trabajo del comité científico de CRVMA. Este grupo lo integran entre 60 y 80 investigadores de múltiples experticias y nacionalidades, que tienen las importantes tareas relacionadas con el manejo del krill y el manejo espacial en lo que se refiere, por ejemplo, a Áreas Marinas Protegidas (AMP) en la zona administrada por la Comisión.

En lo que se refiere al próximo censo mundial de krill, el representante chileno argumentó que “los primeros resultados estarían en algunos meses más, pero será un periodo de mucha actividad y análisis de datos. Los futuros informes permitirán proveer recomendaciones claras desde el comité científico a la Comisión sobre la forma en que se manejará el krill en el futuro, asimismo se seguirá avanzando en el establecimiento de Áreas Marinas Protegidas en Antártica”.

“Seré el coordinador de este grupo de trabajo por un periodo de dos años. Sin duda, es un gran honor poder representar a Chile como coordinador en esta instancia internacional y a la ves es un gran desafío, no obstante, estoy muy contento y agradecido por el gran apoyo recibido por otros miembros del comité científico cuando se comunicó mi nominación”, agregó Cárdenas.

El grupo de trabajo de monitoreo y gestión de ecosistemas se reunió por primera vez en 1995 después de la fusión del grupo de trabajo sobre el krill (WG-Krilll) y el grupo de trabajo sobre el Programa de Monitoreo del Ecosistema de la CCRVMA (WG-CEMP).

Algunos aspectos esenciales del grupo son:

► Evaluar el estado del krill.

► Evaluar el estado y las tendencias de las poblaciones dependientes y relacionadas, incluida la identificación de la información requerida para evaluar las interacciones entre depredadores, presas, pesquerías y sus relaciones con las características ambientales.

► Evaluar las características y tendencias ambientales que pueden influir en la abundancia y distribución de las poblaciones.

► Identificar, recomendar y coordinar la investigación necesaria para obtener información sobre las interacciones depredador / presa / pesquería, en particular, aquellas que involucran poblaciones recolectadas, dependientes, relacionadas y o agotadas.

► Mantenerse en contacto con el grupo de trabajo relacionado con la evaluación de stock.

► Asesoramiento sobre el estado de los ecosistemas marinos antárticos y para la gestión de las pesquerías de krill en total conformidad con la convención.

El grupo de trabajo se reúne una vez al año entre los meses de junio-julio. El encuentro de este año 2019 será en Corcarneau, Francia. Además, en lo últimos años el grupo científico ha tenido un importante trabajo enfocado en aspectos de protección espacial, incluidas las propuestas de áreas marinas protegidas, el seguimiento de las ya establecidas, y también atención en los ecosistemas marinos vulnerables.