Feng shui: Maestros predicen que Año del Cerdo revelará los secretos de Trump

De todo trae esta disciplina milenaria para el 2019, donde uno de los principales protagonistas podría ser el mandatario estadounidense con noticias no tan buenas, aunque en general para los líderes mundiales la cosa no se viene bien.

189

El Año del Cerdo, que según el horóscopo chino comienza la próxima semana, será convulso en política interna para los líderes mundiales y sacará a la luz algunos secretos del presidente estadounidense Donald Trump, pronostican los maestros del feng shui.

Esta disciplina milenaria que significa “viento y agua” – está muy presente en Asia. En China, Hong Kong o Taiwán, los habitantes siguen sus principios para decorar las viviendas u oficinas y para tomar decisiones porque creen que mejora su bienestar, suerte y fortuna.

Se basa en una filosofía que considera que todos los sucesos son producto de un sutil equilibrio entre los cinco elementos que forman el universo: metal, madera, agua, fuego y tierra.

El calendario lunisolar chino se rige por un ciclo de 12 años, cada uno de ellos simbolizados por un animal asociado a los cinco elementos, lo que crea un sistema de combinaciones que se repite cada 60 años.

El paso al nuevo año lunar será el martes 5 de febrero, cuando el año del “cerdo de tierra” suceda al de “perro de tierra”.

¿TRUMP PODRÍA SER DESTITUIDO?

Según Tsai Shang-chi, un maestro del feng shui de Taiwán, el año del cerdo puede ser pésimo para quienes nacieron en un año del perro, que es el caso del presidente estadounidense que es del 14 de junio de 1946.

“Todas las cosas malas que hicieron las personas nacidas en los años del perro podrían hacerse públicas”, afirma a la AFP en su oficina, llena de libros y material predictivo. “Para él hay un riesgo de destitución”, augura sobre Trump.

Consultada en Hong Kong, Thierry Chow, tampoco es optimista sobre él. “En lo referente a Donald Trump, preveo que dedicará mucha energía a intentar sacarse problemas de encima. Saldrán muchas cosas a la luz del día que no serán muy buenas para su carrera”.

Para Alion Yeo, otro maestro que practica este arte adivinatorio en la excolonia británica que en 1997 pasó bajo tutela china, el margen de maniobra será estrecho para quien tenga la intención de conspirar contra Trump. La única oportunidad para destituirlo -predice- “será entre el 6 de diciembre de 2019 y el 6 de enero de 2020”.

OTRAS PREDICCIONES

Hace 12 meses los mismos maestros vaticinaron que el año del “perro de tierra”, que está a punto de terminar, sería de todo menos tranquilo. Fue el de la guerra comercial entre Washington y Pekín y el del agravamiento de la crisis británica en torno al Brexit.

Según Yeo, las tensiones internacionales amainarán, pero arreciarán los problemas de política interna.

Los cerdos representan el agua. Si se echa agua a la tierra, se convierte en lodo, lo que significa que la gente no tendrá las ideas claras y sus decisiones este año serán complicadas”, explica. Esto es lo dictamina el “Yi Jing”, o el “Clásico de los cambios”, un manual muy antiguo.

“Cada país estará muy ocupado con sus problemas internos y los conflictos internacionales serán menos importantes este año”, adelanta consultando un hexagrama, o símbolo constituido de líneas horizontales yin o yang.

MACRON, XI JINPING y MAY

El presidente francés Emmanuel Macron nació a finales de 1977 en el año de la serpiente. El mismo signo que el de su homólogo chino Xi Jinping. Ambos experimentarán “muchos cambios” en 2019. “Deberán pensárselo dos veces antes de tomar decisiones”, indica Chow.

Tampoco será un año fácil para la primera ministra británica Theresa May. “El hexagrama muestra que Reino Unido tendrá prosperidad y suerte sólo si apuesta por la UE”, afirma Yeo y añade que “un ‘Brexit duro’ conllevaría disturbios y manifestaciones”.

El taiwanés Tsai Shang-chi no es optimista sobre las negociaciones comerciales chino-estadounidenses. Cada bando “se ceñirá a una forma de pensar arcaica y conservadora ateniéndose solo a lo que tienen delante de los ojos”. “No verán las consecuencias a largo plazo”.

¡SERÁ UN NIÑO!

Para el príncipe Enrique y su esposa, la duquesa de Sussex, Meghan Markle, Chow vaticina que su futuro hijo será un varón porque “la energía que predomina en su tema astral es más bien masculina”.