Alcaldesa Reginato afirma que la deuda de Viña del Mar “está saldada”

La jefa comunal se refirió al informe de la Contraloría que establece irregularidades en millonarios gastos realizados por el municipio en su gestión 2017 y que según establece la revisión no han sido justificados.

476

“Está todo en orden. Logramos reducir la deuda desde $17.000 mil a $6.500 millones y durante el primer semestre de este año esa deuda quedará en cero”, sentenció este martes la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, respecto del informe de la Contraloría que precisa anomalías en diversos gastos en los que incurrió el municipio en 2017.

La autoridad, que lleva 14 años en el cargo, fue requerida acerca de las cifras que expone la revisión del ente fiscalizador de los organismos públicos y que muestra que su administración incurrió irregularidades que han provocado un déficit significativo en las arcas fiscales.

“Respaldamos todas las acciones de la Contraloría contempladas en el pre informe que nos entregaros hace unos meses y en ello trabajamos durante todo 2018. Muchas de las observaciones de este informe ya están corregidas”, indicó la jefa comunal a La Segunda.

Explicó que “hoy estamos hablando de la deuda, pero se implementó un plan de mejoramiento integral de la gestión, que incluyó una reestructuración orgánica y funcional, creando nuevas unidades que van a permitir fiscalizar mejor, rebajar y controlar el nivel de los gastos operacionales y ser más eficientes”.

En materia de las licencias médicas que le objeta la autoría del ente contralor, ya que algunos de esos funcionarios cobraron horas extras, Reginato contestó que para aclarar esa situación instruyó un sumario administrativo.

“Doy la cara, la deuda está saldada. Nos esforzamos todo el 2018 en resolver la deuda de 2017”, concluyó.

En esa línea, el administrador municipal de Viña del Mar, Claudio Boisier, respaldó los dichos de la autoridad comunal, enfatizando que “las cifras que se manejaron en el pre informe y en el informe final de Contraloría, son cifras que se refieren a un periodo histórico del pasado, diciembre de 2017, pero hoy día, en enero 2019, estamos trabajando con un presupuesto equilibrado”.

Sobre las horas extras, Boisier precisó que “deben ser correspondientes, deben ser las horas que se requieren y deben ser controladas y en ese sentido estamos trabajando en forma muy decidida, tanto es así que la instalación del sistema biométrico cambió la cultura de los directores municipales en este aspecto”.

“La municipalidad adoptó las medidas y durante todo 2018 creó las dependencias, los organismos municipales para este fin y hay una Dirección de Ingresos que está trabajando en manejar los ingresos municipales, hay un Departamento de Control de Gestión Administrativa que está viendo el gasto y previendo el gasto para que no solamente sea acotado, sino que también sea eficiente y se destine a donde corresponde”, concluyó el funcionario a La Tercera.

Anomalías en gastos del municipio ponen en tela de juicio a alcaldesa de Viña del Mar