Por ruidos y vibraciones vecinos de Ñuñoa y La Reina piden parar inicio de Línea 3

Residentes entregaron este viernes una carta en el Ministerio de Transportes. Solicitan una reunión con la ministra Gloria Hutt para conocer el plan de mitigación que Metro aplicará para superar estas dificultades.

378

Un grupo de vecinos de las comunas de Ñuñoa y La Reina solicitaron a través de una carta entregada en el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, suspender la puesta en marcha de la Línea 3 de Metro debido a una serie de ruidos molestos y vibraciones.

A través de la misiva, los residentes de ambas comunas, quienes fueron representados por las concejalas PPD Patricia Hidalgo (Ñuñoa) y Adriana Muñoz (La Reina), solicitaron una reunión con la ministra Gloria Hutt, con el fin de conocer el plan de mitigación que el Metro aplicará para superar los problemas de vibración y ruidos que se han sentido en medio de la marcha blanca de los carros.

Los problemas para los vecinos se acrecentaron cuando los vagones comenzaron a pasar por el trazado de la Línea 3. Antes de ello habían reclamado por los constantes problemas que ocasionaban las obras, en especial por los remezones.

De acuerdo al número de quejas, las zonas más afectadas son las que están en las estaciones Fernando Castillo Velasco y Plaza Egaña. 

El propio presidente del directorio de la empresa Metro, Louis de Grange, reconoció hace algunos días las vibraciones, aunque dijo que eran “acotadas”.

Una situación similar ocurrió en abril del año pasado cuando habitantes de Pedro Aguirre Cerda realizaron denuncias en el mismo tenor: tras la inauguración de la Línea 6 sentían vibraciones en sus casas cada diez minutos, lo que ellos detallaron como “pequeños temblores”.

Ante esta situación, Metro tomó algunas medidas para mitigar el impacto, luego de manifestaciones que realizaron los vecinos.

La inauguración de la Línea 3 del Metro está prevista para el próximo 22 de enero, cuyo tramo unirá las comunas de Quilicura y La Reina.

DEMANDA

Otro de los problemas que ha surgido es la demanda que se interpuso para cerrar la estación Universidad de Chile que servirá de combinación entre la nueva Línea 3 y la Línea 1.

La empresa contratista que está encargada de la construcción se llama “Ferrovial”. Esta empresa está en disputa con “Proinser”, quien presentó una demanda civil. El problema es que existen retrasos en algunos pagos de parte de Ferrovial, informó Biobio.

 El objetivo de la demanda civil sería la paralización de las obras. “En la medida que el perito informe que es necesario prorrogar el plazo de la paralización, se va a tener que paralizar. Por lo tanto si tienen pensado abrir el martes, y el tribunal considera la paralización, no se va abrir”, explicó a la radio Carlos Gutiérrez, abogado de Proinser.