Alerta preventiva en 6 regiones por temperaturas extremas

El pronóstico de la Dirección Meteorológica de Chile indica que este viernes se registrarán temperaturas máximas por sobre el umbral mensual, llegando a los 36° en valle y precordillera entre las regiones Metropolitana y La Araucanía, esperándose 37° en Ñuble.

150

La Onemi declaró alerta temprana preventiva en las regiones Metropolitana, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío y La Araucanía por temperaturas máximas extremas que se registrarán este viernes, asociadas a riesgo de incendios forestales. 

El pronóstico de la Dirección Meteorológica de Chile indica que este viernes se registrarán temperaturas máximas por sobre el umbral mensual, llegando a los 36° en valle y precordillera entre las regiones Metropolitana y La Araucanía, esperándose 37° en Ñuble. 

En relación al viento, se prevén intensidades entre los 20 y 30 kilómetros por hora, con rachas que puedan superar esta condición que favorece la propagación de incendios forestales.

Debido a estos antecedentes, el Sistema de Protección Civil, tanto a nivel nacional como regional, mantiene el monitoreo permanente de las condiciones de riesgo, efectuando las coordinaciones operativas para prevenir y enfrentar posibles situaciones de emergencia derivadas de esta condición meteorológica.

En caso de detectar un incendio forestal, la Onemi pidió avisar a Conaf (130), Bomberos (132), Carabineros (133) o PDI (134). También advirtió que provocar un incendio forestal constituye un delito que arriesga penas de 5 años y un día a 20 años de cárcel.

Para prevenir estos siniestros, la Onemi entregó las siguientes recomendaciones: 

► No encender fogatas ni manipular fuentes de calor.
► Mantener los alrededores de la vivienda despejados de vegetación y desechos que se puedan quemar.
► No fumar en lugares con vegetación que pueda arder.
► No arrojar colillas de cigarrillos ni fósforos, ya que podrían causar un incendio forestal.

Y ante las temperaturas extremas, el Ministerio de Salud dio los siguientes consejos: 

► Evitar la exposición directa al sol.
► Usar ropa y calzado ligeros y sueltos, optando por colores claros o neutros.
► Utilizar gorro y lentes que protejan del contacto directo del sol.
► Aplicar protector solar las veces que sea necesario.
► Mantener la hidratación bebiendo agua abundante.