Fake news: Distribuyen edición falsa del Washington Post que informa renuncia de Trump

El ejemplar, que llevaba la fecha del 1 de mayo de 2019, informaba falsamente de que el republicano había abandonado el cargo dejando un mensaje en una servilleta antes de emprender un viaje a Yalta, en Crimea. Un grupo de activistas denominado "Yes Men" se adjudicó la autoría de la distribución.

147

Una edición falsa del Washington Post circuló este miércoles en la capital de Estados Unidos. El título, que llevaba la misma tipografía del periódico, rezaba “Sin presidencia”.

Según publicó el diario El País de España, el subtítulo explicaba que Donald Trump se había marchado raudamente de la Casa Blanca, lo que había permitido “acabar con la crisis”.

El ejemplar, que llevaba la fecha del 1 de mayo de 2019, informaba falsamente de que el republicano había abandonado el cargo dejando un mensaje en una servilleta antes de emprender un viaje a Yalta, en Crimea.

“Leía las noticias y, como he estado fuera por vacaciones, me preguntaba si me había perdido algo. Lo que veía no se correspondía con lo que sé, pero estaba tan bien hecho… seguía volviendo a la cabecera que decía The Washington Post, hasta que caí en que era falso”, relata Carmen del Río, que recibió uno de los ejemplares cerca del Departamento del Tesoro, consignó El País.

La pista que le permitió caer en la cuenta rápidamente fue que el eslogan del diario “La democracia muere en la oscuridad” había sido reemplazado por “La democracia despierta en acción”.

De acuerdo al diario El País, cuando los usuarios de Twitter comenzaron a subir fotos de la portada y a preguntarse de qué se trataba, el Post tuiteó que tanto los periódicos que se estaban distribuyendo en el centro de la capital como el sitio web que intentaba imitarlo no eran productos propios: “Estamos investigando esto”.

GRUPO ACTIVISTA

Un grupo de activistas denominado “Yes Men” se adjudicó la autoría de la distribución de este ejemplar falso.

Se trata de un colectivo que suele hacer este tipo de intervenciones en protesta, como cuando en 2008 imprimió un millón de ejemplares falsos del New York Times anunciando el fin de la guerra de Irak.