Campaña “Santiago Vive Limpio” desata ácidas críticas en redes sociales

"Los que hicieron la publicidad de la Municipalidad de Santiago, tiene la mente enferma", fueron algunos de los cuestionamientos. En la municipalidad señalaron que "ensuciar nuestras calles con basura, orina o cosas perores, sí que nos hace enfermar, es como si ensuciaran nuestra casa. Si no generamos impacto, la gente no generará conciencia".

509

“A muchos les molestó nuestra alerta sobre gente que orina en la calle. Pues hay que decir y mostrar las cosas como son: la gente lo hace, y cosas peores. Es una incivilidad que no puede seguir pasando. Cuando ensucian nuestra comuna, es como si lo hicieran a nosotros mismos”, respondieron este miércoles en la Municipalidad de Santiago ante las críticas recibidas en las redes sociales por la campaña que lanzó la semana pasada “Santiago Vive Limpio”.

La cruzada persigue cambiar algunas conductas de los transeúntes de la comuna. Como parte de la ofensiva se desplegaron en la ciudad pancartas con rostros de personas sufriendo las supuestas consecuencias de los rayados, basura, colillas y orina en la vía pública.

Las fotografías iban acompañada de mensajes tales como “oye, no me orines. La ciudad tiene vida y tú eres parte” y “oye, no me ensucies. La ciudad tiene vida y tú eres parte”.

Las críticas no se hicieron esperar. “Los que hicieron la publicidad de la Municipalidad de Santiago, tiene la mente enferma” o “un asco de publicidad”, han sido parte de los cuestionamientos a través de Twitter.

“En años que llevo en comunicaciones, pocas he visto una campaña tan mala... ¿”No me orines” con la foto de gente siendo meada en la cara?, ¿seriously? ¿en qué estaban pensando?”, escribió una persona en la red social.

En la municipalidad destacaron que “ensuciar nuestras calles con basura, orina o cosas perores, sí que nos hace enfermar, es como si ensuciaran nuestra casa. Si no generamos impacto, la gente no generará conciencia”.

Recordaron que en la Corporación que “en los paseos peatonales hay baños que se mantienen en muy buen estado porque se cobra su uso. Hay otras opciones en vez de orinar en la calle, afuera de la casa de alguien o en un parque público donde van familias, niños, etc.”.