Líder opositor Juan Guaidó fue detenido durante media hora por el Servicio de Inteligencia de Venezuela

Fabiana Rosales, esposa del diputado, presidente del Parlamento controlado por la oposición, informó este domingo que fue detenido cuando se dirigía a participar en un cabildo abierto, a 40 kilómetros de Caracas.

186

El Servicio de Inteligencia de Venezuela detuvo este domingo al presidente del Parlamento, controlado por la oposición, Juan Guaidó, cuando se dirigía a participar en un cabildo abierto del legislativo, a 40 kilómetros de Caracas, informaron su esposa y otros parlamentarios.

“Denunció: Sebin detiene a Juan Guaidó”, escribió en su cuenta de Twitter la esposa del parlamentario, Fabiana Rosales, en tanto que la versión fue confirmada por otros diputados que estaban esperándolo para el cabildo en Caraballeda, estado Vargas, a 40 km de Caracas.

Poco después se informó que el parlamentario había sido liberado, permaneciendo detenido durante media hora.

“Agradezco a todos la inmediata reacción de apoyo ante el atropello de la dictadura contra mi esposo @JGuaido. Estoy ya con él. La dictadura no podrá doblegar su espíritu de lucha. Vamos rumbo al Cabildo Abierto”, aseguró en Twitter Fabiana Rosales, esposa de Guaidó.

INTERCEPTARON AL VEHÍCULO

“En la autopista Caracas La Guaira nos interceptaron dos camionetas del Sebin (Servicio de Inteligencia Bolivariano Nacional) con armas largas y encapuchados, abrieron la camioneta y lo obligaron a bajarse de la camioneta, no lo golpearon pero nos dijeron que tenían que llevárselo detenido inmediatamente”, precisó Rosales, en un llamada telefónica difundida por la diputada Larissa González.

Guaidó habría sido detenido luego de que el viernes pasado, en otro cabildo abierto en Caracas, se mostró dispuesto a llenar el vacío de poder que -a su juicio- hay en Venezuela ante un gobierno que no es reconocido por la mayoría en el país ni por gran parte de la comunidad internacional. Ese día, convocó a una movilización para el 23 de enero.

Tras esas afirmaciones, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, había amenazado con encarcelarlo, mientras Maduro atribuyó sus declaraciones a un “juego de muchachitos” que tomaron el control del Congreso para desestabilizarlo.

Gobierno reitera su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela