Arraigo y firma para ex cónsules formalizados por tráfico de inmigrantes

Frank Sinclair y Gustavo Cantuarias y otras tres personas son imputados de conformar una asociación ilícita para cometer este delito y en caso de ser encontrados culpables arriesgarían hasta 5 años de cárcel.

840

Con arraigo nacional y firma mensual quedaron los ex cónsules chilenos formalizados este viernes por tráfico de inmigrantes.

La audiencia se realizó en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, donde la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente los imputó en calidad de autores de dicho delito, en carácter reiterado, por el otorgamiento de 196 visas a estudiantes indios y nepalíes.

Se trata de Frank Sinclair, que sería el líder de esta asociación ilícita y representaba los intereses nacionales en Córdoba, Argentina; y Gustavo Cantuarias, que hacía lo propio en Dublín, Irlanda.

Según expuso el Ministerio Público, Sinclair y Cantuarias otorgaron las visas a través del Multicultural Intitute Ltda., vinculada al primero. En los documentos se indicaba que el instituto estaba acreditado por el Estado chileno, lo que no era efectivo.

Del total de visas, 192 fueron usadas para ingresar a Chile. Los otros cuatro beneficiados habrían viajado directamente a Estados Unidos, como se supone que era la intención original del resto de los estudiantes.

También fueron imputados en calidad de autores del mismo ilícito Josefina Sinclair (hija del excónsul en Córdoba), Cristián Chahuán (socio de Sinclair) y Jitendra Thakordas, extranjero que contactaba a los estudiantes afectados.

De acreditarse estos delitos ellos y tres personas más que también son formalizadas, arriesgan hasta 5 años de cárcel.

La indagatoria de carácter secreto, comenzó hace dos años por parte del Ministerio Público.

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, aseguró que continúa el sumario por parte de Cancillería a los dos ex funcionarios diplomáticos y que hay que esperar el trabajo de la justicia.

Asimismo, sostuvo que entregaron todos los antecedentes requeridos por la Fiscalía, reiterando la señal de probidad.

Junto con ello, advirtió que dependiendo de cómo avance el proceso se podría hacer parte mediante acciones legales.