Salmonera indemnizará con $145 millones a familia de trabajador muerto en faena

El dictamen judicial se refiere al deceso de Walter Balboa Seguel, buzo supervisor que perdió la vida cuando trataba de cortar una red lobera en la que quedó enganchado hasta consumir todo el oxígeno que portaba.

2247

La Corte Suprema sentenció a Stephan Villalobos Cartes y a las empresas Productos del Mar Ventisqueros S.A. (Ventisqueros S.A) y Servicios de Mar Engireenring Limitada (Acermar Limitada) a pagar $145 millones como indemnización a los familiares de un trabajador fallecido en un centro de cultivo de salmones.

De forma unánime, la Primera Sala del máximo tribunal resolvió condenar a los demandados por su responsabilidad en el deceso de Walter Balboa Seguel, quien se desempeñaba como buzo supervisor, contratado por Acermar, en el centro de cultivo “El Cholgo”, ubicado en Hornopirén, región de Los Lagos.

El hecho ocurrió el 20 de marzo de 2006, cuando el malogrado empleado se sumergió 38 metros dentro del mar para cortar una red lobera, en la que quedó enganchado y no pudo salir antes de que se le acabara el oxígeno del tanque que usaba, falleciendo en el lugar, pese a los esfuerzos de sus compañeros, quienes trataron de reanimarlo luego del rescate.

El fallo señala que “en cuanto a la responsabilidad que cabe atribuir a la demandada Ventisqueros S.A., en su condición de dueña del centro de cultivo en que ocurrió el accidente, debía acreditar que mantenía a esa época las condiciones sanitarias y ambientales para proteger la vida y salud de los trabajadores que allí se desempeñaban”.

Ello, no obstante sean “dependientes directos suyos o de terceros contratistas que realizaban actividades para ella, lo que no logró demostrar”.

La resolución confirma que entre los tres sentenciados deberán pagar $35 millones a Cecilia Miranda Villalón, a Kathalina Monserrat Balboa Miranda y a Walter Francisco Balboa Cid, completando así $105 millones.

Además, deberán indemnizar a Fresia del Pilar Seguel Fuentealba y a José Antonio Balboa Campos con $15 millones a cada uno.

Por último, el máximo tribunal ordenó el pago de $5 millones para Angeline Lisbet Balboa Seguel y $5 millones a Solange Antonieta Balboa Seguel, hermanas del fallecido.