Canciller: Chile y Grupo de Lima están preparados ante amenazas de Maduro

En cuanto al calificativo de “pichón de Pinochet” que el presidente venezolano a Sebastián Piñera, Roberto Ampuero respondió que “este es su estilo, que es descalificar a connacionales y extranjeros, y a quien se le ponga en el camino, es un estilo muy vulgar, de mucho insulto personal, sin apoyo en ideas, sin planteamientos racionales”.

422

El canciller Roberto Ampuero dijo que tanto Chile como el Grupo de Lima “están preparados” ante las amenazas de Nicolás Maduro, luego de que los países miembros decidieran no asistir a la renovación del mandato del presidente venezolano, en ceremonia que se realizará este jueves en Caracas.

En entrevista con T13 Radio, Ampuero declaró que “prefiero esperar cuáles son las medidas que tiene Nicolás Maduro, él ha amenazado, si pasa a los hechos, Chile y los países del Grupo de Lima están preparado para dar una respuesta en términos colectivos. Si pasa a una nueva etapa, los países del Grupo de Lima también vamos a tomar nuestras medidas”.

Además aseguró que los cancilleres del Grupo de Lima están constantemente en contacto y expectantes ante lo que pueda ocurrir en Venezuela o las decisiones que pueda tomar el régimen de Maduro a partir de este jueves, y agregó que la única institución política que se reconoce es la Asamblea Nacional.

“Nosotros reconocemos plenamente la validez y la vigencia de la Asamblea Nacional, no reconocemos a este gobierno por la forma en que surgió, en unas elecciones que tampoco reconocimos y la comunidad internacional tampoco reconoce y rechazó”, enfatizó.

Al respecto, expresó que Maduro “no ofreció las mínimas condiciones de elecciones democráticas, en todo lo que sean disputas territoriales tanto Chile como el Grupo de Lima tenemos una visión, de que son los tribunales internacionales los que tienen que dirimir”.

En cuanto al calificativo de “pichón de Pinochet” que hizo Maduro del presidente Sebastián Piñera, el canciller respondió que “este es su estilo, que es descalificar a connacionales y extranjeros, y a quien se le ponga en el camino, es un estilo muy vulgar, de mucho insulto personal, sin apoyo en ideas, sin planteamientos racionales”. 

“Al Gobierno de Chile no le interesa entrar en una disputa en esos términos y a ese nivel, no podemos caer en ese lenguaje descalificador básico, vamos a ir viendo cómo se va dando la situación, pero Chile no ocupa este tipo de lenguaje para referirse a asuntos internacionales”, añadió.

“La diferencia con otros países lo planteamos con claridad pero siempre con respeto. Este es el estilo propio de una dictadura y el estilo propio de Nicolás Maduro”, concluyó.