Senado inició trámite de reforma a Carabineros, pero debate se enfocó en Chadwick

En la discusión se abordó el rol del ministro del Interior y, en ese sentido, los senadores socialistas Álvaro Elizalde y Alfonso se Urresti hicieron presente que hay que enfrentar el “debilitamiento de su figura y liderazgo” para llevar adelante los cambios que se requieren.

327

El Senado inició la discusión del proyecto, en primer trámite, que moderniza a Carabineros y la PDI. Los parlamentarios calificaron la iniciativa como “una oportunidad para impulsar una política integral de seguridad pública, con una visión de Estado y con altura de miras”.

El debate estuvo cruzado por la situación vivida a raíz de la crisis en Carabineros y que culminaron con el manejo en el caso Catrillanca y la salida del general director Hermes Soto. 

En esa línea, diversos senadores anticiparon que cualquier política que aborde una modernización de las policías debe fundarse en cambios en las estructuras, formación y funciones de ambas policías, así como en sus presupuestos. Todo esto con un fuerte énfasis en la dependencia civil del mando y una clara hoja de ruta que sea fruto del acuerdo de todos los sectores.

En la discusión también se abordó el rol del ministro del Interior, Andrés Chadwick (presente en la sala) y, en ese sentido, los senadores socialistas Álvaro Elizalde y Alfonso de Urresti hicieron presente que hay que enfrentar el “debilitamiento de su figura y liderazgo” para llevar adelante los cambios que se requieren. 

Al respecto, los senadores Andrés Allamand (RN), Iván Moreira (UDI) y Víctor Pérez Varela (UDI), entre otros, dejaron constancia de que el ministro del Interior ha asumido el control de la compleja situación vivida desde que se detonó el caso del asesinato del comunero mapuche y recordaron que “los problemas en La Araucanía y la gestión policial es un tema de varios gobiernos, en los cuales no se adoptó la misma vara para medir al responsable político”.

A su vez, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública, José Miguel Insulza (PS), remarcó que más allá del análisis en general de esta iniciativa “esta es la oportunidad de participar en una política de seguridad pública y para ello es fundamental entender estos proyectos como una política integral”. “Espero que en este debate se enfoque en una hoja de ruta con una modernización completa”.

En tanto, el senador Alejandro Guillier (independiente) dejó constancia de su molestia por la forma en que el gobierno manejó el decreto de destitución de Hermes Soto y recalcó que “como Senado debiéramos aprender la lección y dar cumplimiento con rigor a que una decisión como ésta amerita un decreto fundado”.

El último orador de la jornada fue el senador Andrés Allamand (RN), quien hizo presente una férrea defensa de la labor del ministro del Interior y del Ejecutivo con respecto al combate de la delincuencia. “Hemos escuchado una diatriba contra Chadwick y la califico como vacía”, sentenció.