Clínica debe indemnizar a paciente dada de alta con síntomas de infarto

En la resolución, la magistrada Patricia Castro Pardo estableció el actuar negligente tanto de la Clínica Bicentenario como del médico al dar el alta a Camila Jaraquemada Garrido, quien llegó al centro asistencial en diciembre de 2011 por una intoxicación.

407

El 21° Juzgado Civil de Santiago condenó a la Clínica Bicentenario y al médico Dov Gruen Arditi a pagar una indemnización de $5.143.831 a una paciente que fue dada de alta pese a presentar síntomas de un infarto cardíaco.

En la resolución, la magistrada Patricia Castro Pardo estableció el actuar negligente tanto de la institución como del médico al dar el alta a la paciente Camila Jaraquemada Garrido, quien llegó al centro asistencial en diciembre de 2011 por una intoxicación.

El fallo señala que el 16 de diciembre de 2011 la demandante llegó a la clínica por una intoxicación producida por el consumo de mariscos, lo que no era primera vez, por lo que “tenía clara la solución del problema, la que consistía en la administración de una inyección de epinefrina por vía subcutánea; sin embargo, asegura que el medicamento se le administró por vía endovenosa”.

Tras ello, la paciente presentó signos de paro cardíaco, por lo que fue llevada a una sala de emergencia donde se le administró propanolol. Luego del incidente, la paciente tuvo vómitos, por lo que le instalaron electrodos para realizarle un electrocardiograma, el cual arrojó alteraciones específicas, lo que motivó al doctor Gruen a darle el alta, pese a que la paciente manifestó sentir un fuerte dolor torácico, cefalea y adrenalina absoluta.

“Se logra concluir que, igualmente, la demandada, CLINICA BICENTENARIO S.A., es responsable por la atención deficiente otorgada por uno de sus dependientes”, concluye el fallo.