Científicos explican por qué la adultez en el siglo XXI debería comenzar desde los 25 años

Especialistas remarcan que el cerebro no termina de desarrollarse sino hasta los 24 años, y que este hecho podría explicar por qué los jóvenes no suelen estar adaptados a las responsabilidades de la vida adulta sino hasta los 25 años.

960

La revista académica The Lancet Child & Adolescent Health dio a conocer un estudio científico en que diversos especialistas aseguran que la adolescencia hoy en día termina a los 24 años. De igual modo, indican que el inicio de dicha etapa se da a los 10 años y no a los 12 o 13 (como comúnmente se piensa).

Los científicos realizan estas afirmaciones en base a que el cerebro no termina de desarrollarse sino hasta los 24 años, y señalan que este hecho podría explicar por qué los jóvenes no suelen estar adaptados a las responsabilidades de la vida adulta sino hasta llegando al cuarto de siglo.

Los especialistas de “The Lancet” enfatizan que en los últimos 40 años se ha retrasado la adopción de roles y responsabilidades “asociados a la edad adulta”, como el matrimonio, tener hijos y alcanzar la independencia económica.

En cuanto a ello, la doctora Susan Sawyer de la Universidad de Melbourne (Australia), una de las autoras del estudio, defendió la importancia de institucionalizar este cambio para asegurar que la legislación se mantenga actualizada y con esto permitir -entre otras cosas- que las ayudas a los jóvenes se extiendan hasta los 25 años.

En tanto, el informe publicado puntualiza que el adelanto del inicio de la adolescencia se efectúa porque las mejoras de la calidad de vida y la dieta causaron que el hipotálamo iniciara a liberar hormonas asociadas con el despertar sexual a edades cada vez más tempranas. Con esto, se remarca que la pubertad iniciaría cerca de los 10 años y no a los 14.

Fundamentando dicha aseveración, el estudio señala que en Reino Unido, por ejemplo, la primera menstruación de las mujeres llega a una edad más temprana: entre los 12 y 13 años, 4 años menos del momento en el que ocurría a inicios del siglo XIX.