Premian innovación universitaria para extraer agua del clima costero

Solución tecnológica aprovecha el rocío, la humedad, niebla y lluvia para proporcionar este recurso básico a familias rurales que viven cerca del mar, sin una red de abastecimiento.

2034

Cuatro alumnos de Ingeniería de la Universidad Católica (UC) obtuvieron el primer lugar del concurso de Investigación, Innovación y Emprendimiento que apoya el programa de Ingeniería 2030 de Corfo, por el desarrollo de un dispositivo que extrae agua de zonas climáticas costeras.

Se trata de un proyecto llamado 4water, una solución tecnológica a base de energía solar que capta cuatro formas de agua presentes en la atmósfera, como son el rocío, la humedad, niebla y lluvia, para proporcionar el vital elemento a las familias rurales que viven cerca del mar, sin una red de abastecimiento.

“El dispositivo diseñado para extraer agua del clima costero, está compuesto por diez tubos en su parte superior, que aprovechan la altura como gravedad para distribuir el agua hasta un estanque ubicado en la parte inferior”, adelantó Bárbara García, una de las creadoras de la innovación.

La alumna de Ingeniería UC agregó que en el proceso de condensación se utilizan ventiladores que facilitan y enfrían el flujo del aire al interior de los tubos. Esto permite captar las partículas de agua de la humedad, mientras un sistema de mallas extrae paralelamente este recurso del rocío y la niebla.

“El agua captada y condensada, es filtrada a la salida del estanque y suministrada de manera independiente y directa a hogares sin acceso al vital elemento, los cuales dependen de la distribución informal para obtenerlo”, destacó Bárbara.

La innovación desarrollada además por los alumnos Diego Orellana, Marcos Alfaro y Claudio Escobar, puede proporcionar 45 litros de agua mínima al día a dichas familias que viven cerca del mar.

En esta iniciativa también participó Amulén, una fundación que apoya a comunidades vulnerables por medio del agua, mejorando su calidad de vida desde el uso, manejo y acceso a este recurso básico.

Según un catastro del Ministerio de Obras Públicas, existen 543 poblaciones rurales semiconcentradas y dispersas que no tienen una red pública de abastecimiento de agua. Esto corresponde a cerca de 195 mil habitantes.

En tanto, el Censo de 2017 señala que hay 383.204 viviendas que cuentan con sistemas informales de abastecimiento poco eficientes, que corresponden a un 7% del total de hogares en el país. Dentro de este porcentaje, existe un 19% de familias que dependen de camiones aljibe.