Perú: Gobierno arremete contra el ministerio Público por destitución de fiscales en caso Odebrecht

En una decisión que sorprendió al país, el fiscal general Pedro Gonzalo Chávarry destituyó a los persecutores fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, argumentando que violaron el principio de reserva de la indagatoria.

90

El presidente de Perú Martín Vizcarra pedirá este miércoles al Congreso declarar en emergencia el ministerio Público tras la destitución de dos fiscales encargados de investigar la corrupción vinculada a la constructora Odebrecht.

“Personalmente acudiré al Congreso para presentar el proyecto de ley que declara en emergencia el Ministerio Público y que fue aprobada en sesión del Consejo de Ministros”, dijo el mandatario.

La acción que emprenderá el gobernante implica apartar por un determinado tiempo a las actuales autoridades del organismo auxiliar de la justicia y reemplazarlas por otras que investigarán sus decisiones.

Ello luego de la avalancha de críticas y anuncios de protestas en contra de la decisión del fiscal general de Perú, Pedro Gonzalo Chávarry, de remover a dos persecutores del caso que vincula a la firma brasileña con la entrega de coimas a autoridades como el dimitido mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

Chávarry apartó a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez de las diligencias del caso Odebrecht alegando que violaron “el principio de reserva de información” del proceso.

Vizcarra, quien debió adelantar su regreso a Perú desde Brasil, donde asistió al cambio de mando presidencial, aseguró que el gobierno usará todas las herramientas que la Constitución contempla para derrotar a la corrupción.

Los fiscales supremos Pablo Sánchez (ex fiscal general) y Zoraida Ávalos criticaron la decisión del fiscal general.

“Sentimientos de vergüenza e indignación es lo que nos embarga porque estamos convencidos que nuestra institución no merece esto”, señalaron en la nota. “Hoy se ha dado un golpe mortal a la lucha contra la corrupción y la institucionalidad”, añadieron

“Solo se beneficia la impunidad, pero además, estos hechos nos dejan ante la sociedad internacional como una institución debilitada y sin compromiso en la lucha contra la corrupción”, advirtieron.

El fiscal Vela, cesado como coordinador de fiscales en el caso Odebrecht, anunció que presentarán un recurso de apelación a la Junta de Fiscales Supremos.

“Creemos que nos asiste la verdad. Los argumentos expuestos por Chávarry solo intentan favorecer a intereses particulares que son objetos de investigación”, dijo.

A su turno, Pérez sentirse “indignado” con la decisión que lo deja fuera de la causa, afirmando que “solo se está favoreciendo los intereses de la corrupción para buscar impunidad”.

“FUERA CHÁVARRY”

La prensa peruana abrió sus primeras planas del 2019 con la noticia que ha remecido al país. “Fuera Chávarry”, tituló el diario La República, agregando “que el fiscal ofende a los peruanos”.

“Vergüenza e indignación”, rotuló El Comercio, decano de la prensa local.

En su editorial señaló que “resulta preocupante que la cabeza de una institución como la fiscalía se interese en dar a conocer su decisión agazapado en la coyuntura festiva”. Algo que es aún “más indignante, al tomar en cuenta cómo lo justifica”.

Según Chávarry, el equipo investigador “no está garantizando la reserva de la investigación” y peca de “falta de rigurosidad”, lo que podría afectar el debido proceso, el que las diligencias de los afectados apuntarían a investigar al jefe del Ministerio Público.

“No le importa nada”, señaló el diario Perú 21 y agregó que la movida es un “duro golpe a la lucha contra la corrupción”.

El equipo que dirigía Vela tiene a su cargo la investigación a los ex mandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), quien huyó a Estados Unidos y ahora enfrenta un pedido de extradición; Ollanta Humala (2011-2016), que estuvo preso nueve meses con su esposa Nadine.

Se suman también Alan García (1985-1990, 2006-2011) quien buscó asilo en la embajada de Uruguay y le fue denegado; y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien renunció en marzo agobiado por denuncias de corrupción.

También es indagada la líder del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva de 36 meses acusada de recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht en su campaña de 2011.

MARCHAS Y PROTESTAS

Colectivos de derechos humanos lanzaron llamados a salir a marchar la misma noche de fin de año en respaldo a los fiscales destituidos.

Centenares de espontáneos marcharon el martes rumbo a la sede de la fiscalía con carteles con la inscripción “¡Fuera Chávarry!”.

Decenas de personas marcharon en forma pacífica el martes en las ciudades de Lima, Arequipa (sur) y el Cusco (sureste).

Los colectivos “Todos contra Chávarry” y “Contra la corrupción” anuncian marchas para el miércoles y jueves hacia el Ministerio Público y el Congreso para exigir la salida del fiscal.

Horas antes del anuncio de remoción, pidió al ministerio del Interior reforzar las medidas de seguridad para él y su familia “porque recibía constantes amenazas”.