Muñoz Hoffman vivía normalmente en EEUU y tendría la nacionalidad desde 2016

Todavía no se ha recibido la confirmación oficial de la identidad del sujeto localizado, ya que las autoridades norteamericanas solicitaron las huellas dactilares. Sin embargo, dichas autoridades tienen algunos antecedentes que las hacen pensar que se trataría del exfrentista.

618

El exfrentista Pablo Muñoz Hoffman, uno de los cuatro fugados desde la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) el 30 de diciembre de 1996 que faltaba por localizar, estaría viviendo en Nueva York y habría obtenido la nacionalidad estadounidense en 2016.

La información aparece este miércoles en El Mercurio, que revela un informe del subprefecto de la PDI Ricardo Quiroz, jefe de Interpol Chile, que fue entregado hace unos días al ministro Mario Carroza, quien sustancia esta causa. Los antecedentes se basan en información recibida desde EEUU.

El diario enfatiza que todavía no se ha recibido la confirmación oficial de la identidad, ya que las autoridades norteamericanas solicitaron las huellas dactilares. Sin embargo, dichas autoridades tienen algunos antecedentes que las hacen pensar que se trataría del exfrentista. 

Por ejemplo, en Estados Unidos no era conocido con una identidad falsa. Se hacía llamar Pablo Muñoz, aunque se desconoce si usaba Hoffman como segundo apellido.

“Se indica que se recibió información por una vía diferente al canal oficial de Interpol, señalando que un ciudadano chileno llamado Pablo Muñoz (no ponen el segundo apellido) obtuvo nacionalidad de Estados Unidos en 2016, quien actualmente residiría en la ciudad de Nueva York”, dice el informe de la PDI.

Además, si bien obtuvo la nacionalidad en 2016, se agrega en el documento que durante el proceso de naturalización “sospecharon que esta persona omitió que haya tenido antecedentes delictivos, o causas judiciales vigentes, por lo que requirieron información sobre la siguiente persona”. No se detalla cuándo ocurrió esta situación.

Asimismo, en el informe policial además se detalla que la fecha de nacimiento de Muñoz Hoffman, el 29 de junio de 1970, no coincide con la que el sospechoso entregó para obtener la nacionalidad. Cuando obtuvo la ciudadanía dijo haber nacido el 17 de octubre de 1958; es decir, tendría 60 años y no 48 años.

“Las autoridades norteamericanas incorporaron en su comunicación el link que más abajo se indica (…), en el que se puede apreciar un afiche de búsqueda del prófugo de la justicia Muñoz Hoffman”, dice el documento.

De esta información, las autoridades chilenas deducen que Estados Unidos tendría otros antecedentes que indicarían que se trata del exfrentista, o bien, por los rasgos físicos que aparecen en el link de la PDI.

Con el objetivo de establecer fehacientemente la identidad de la persona en cuestión, “se remitieron a Estados Unidos las huellas dactilares contenidas en la notificación roja de Interpol, asociada a la identidad de Pablo Muñoz Hoffman, quedando a la espera de respuesta. En caso de tratarse del requerido por las autoridades judiciales chilenas, Estados Unidos le podría quitar la ciudadanía por la falsedad de datos de la solicitud”, se comenta en el documento que le hicieron llegar al juez.

Las autoridades estadounidenses, además, sugirieron “avanzar paralelamente en el pedido de arresto provisional”. 

El ministro Carroza ya solicitó al 34° Juzgado del Crimen el expediente de la causa de la fuga de la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) el 30 de diciembre de 1996. Esto, con el fin de avanzar en la petición de detención a la espera que se confirme la identidad de Pablo Muñoz Hoffman.