Doce migrantes africanos murieron al intentar llegar a las costas españolas

Las víctimas viajaban a bordo de una precaria embarcación. Otras 12 personas se encuentran desaparecidas y más 30 fueron rescatadas.

81

Doce migrantes murieron este jueves, 12 estaban desaparecidos y más de 30 fueron rescatados con vida cuando viajaban a bordo de una precaria embarcación frente a las costas del sur de España, indicaron los guardacostas y la Cruz Roja.

La embarcación o “patera”, como se les llama en España, estaba siendo buscada “desde hacía dos días” en el mar de Alborán, entre Andalucía y el norte de Marruecos, señaló a AFP una portavoz de Salvamento Marítimo, dependiente del gobierno.

Fue avistada de madrugada por un buque de la Armada, a 11 millas náuticas al sur del Faro de Sabinal, en la provincia andaluza de Almería, y luego rescatada por Salvamento, que encontró “11 personas muertas a bordo y 33 con vida”, todas subsaharianas, añadió la portavoz.

Otras tres embarcaciones están siendo buscadas en la zona, cada una con entre 50 y 55 personas a bordo, agregó.

Los migrantes fueron llevados al puerto de Almería, donde desembarcaron. Cuatro de los supervivientes, todos varones, fueron atendidos en esta ciudad en el hospital de Torrecárdenas, pero uno de ellos falleció, señaló una portavoz del centro. Según Cruz Roja se debió a una parada cardiorrespiratoria.

Con esto son en total 12 los fallecidos (10 hombres y 2 mujeres, una de ellas embarazada), que se añaden a 12 desaparecidos, indicó a AFP una representante de Cruz Roja en Almería.

España es desde este verano la principal puerta de entrada de inmigrantes irregulares por mar en Europa, por delante de Grecia e Italia.

Según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), actualizadas a 16 de diciembre, más de 55.000 migrantes llegaron por mar a España este año, y otros 744 perecieron en el intento, más del triple que el año pasado.

Las llegadas a costas españolas son la mitad del total en Europa (unas 111.500, según la OIM).

La ruta más peligrosa sigue siendo sin embargo la del Mediterráneo central, con 1.306 muertes frente a las costas de Italia.

En total, 2.217 migrantes murieron o desaparecieron este año en su intento por llegar desde África a España, Italia, Malta, Grecia o Chipre.