Reforma a isapres considera crear institución autónoma para las licencias médica

El ministro de Salud Emilio Santelices expuso ante la Comisión de Salud del Senado algunos lineamientos de la iniciativa que el Gobierno presentará en enero al Congreso.

99

El proyecto de reforma a las isapres que está elaborando el Gobierno -y que sería presentada en enero al Congreso- incluye una institución autónoma para la gestión y aprobación de las licencias médicas, según anunció el ministro de Salud, Emilio Santelices. 

La información aparece este miércoles en La Tercera, que consigna que Santelices expuso ante la Comisión de Salud del Senado sobre algunos lineamientos de la iniciativa, que considera como base un plan de salud universal y un fondo de compensación de riesgos entre las isapres, que distribuirá los recursos entre las distintas carteras, dependiendo de la carga de enfermedad de cada una.

En ese contexto, el titular de Salud explicó que las licencias médicas quedarían fuera de este modelo, para que sean únicamente los gastos asociados a las prestaciones de salud los que se compensen al interior del sistema. 

El subsidio de incapacidad laboral irá por otro carril. Esta compensación de riesgo de la cual se ha hablado se realiza sobre los costos sanitarios, porque tiene otra lógica, y meterlo al mismo saco es una variable exógena que no contribuye, por el contrario, dificulta todo el proceso”, indicó Santelices, agregando que “entonces se propone desagregarlo en una institucionalidad separada para el manejo de la cotización de ese subsidio”.

Así, una parte de la cotización de salud se destinaría a un fondo distinto, gestionado por la nueva institucionalidad, para el financiamiento de los permisos. La idea es que este organismo, que tendría independencia de los seguros de salud, esté a cargo de analizar clínicamente las licencias médicas y resolver su aprobación o rechazo, potestad que hoy recae en las isapres, que al mismo tiempo resuelven -a través de sus contralorías- y pagan o niegan el subsidio, que equivale a la remuneración que percibe cada cotizante.

La propuesta de sacar a las isapres de la gestión de las licencias médicas cuenta con amplio consenso, principalmente por la disparidad en las tasas de aprobación y rechazo de los permisos que existe entre las aseguradoras privadas y Fonasa, sumado a las dudas que genera el rol de las isapres, que actúan como juez y parte.

De hecho, según datos de la Superintendencia de Seguridad Social, del total de licencias médicas que en 2017 tramitaron las isapres, el 15,2% fueron rechazadas, con los diagnósticos de trastornos mentales y de enfermedades osteomusculares liderando las negativas. Mientras, los permisos denegados por Fonasa alcanzaron el 5,2% en el mismo periodo.