Aeropuerto cuenta con otra zona de embarque que atenderá 4 millones de pasajeros

Piñera remarcó que esta inauguración es un paso más del país, con el objetivo de ser una nación que avanza firme y fuerte, "para poder llegar más lejos, para poder llegar más rápido y para poder llegar más seguro a ese destino de país desarrollado y sin pobreza”.

164

Con la presencia del Presidente Sebastián Piñera se dio inicio a las operaciones del “Espigón C”, que es una nueva zona de embarque del terminal aéreo internacional de Santiago, por donde circularán más de 4 millones 700 mil personas al año.

El Mandatario sostuvo que esta inauguración es un paso más del país, con el objetivo de ser una nación que avanza firme y fuerte, “para poder llegar más lejos, para poder llegar más rápido y para poder llegar más seguro a ese destino de país desarrollado y sin pobreza”. 

La construcción de este espigón generó sobre 2.000 empleos y se estima que con su funcionamiento generará entre 200 y 250 nuevos puestos de trabajo. Asimismo, el Espigón C -con sus cinco puentes dobles- permitirá que dos aviones puedan operar simultáneamente, lo que es parte del proceso de expansión que está viviendo el aeropuerto, que una vez culminadas las obras incrementará su capacidad de 16 millones a 38 millones de pasajeros al año.

Esta nueva zona de embarque cuenta además con veredas rodantes para facilitar el acceso de personas con movilidad reducida, 13 locales comerciales, área de juegos infantiles, WiFi y baños.

“Estamos teniendo una revolución democratizadora en la cantidad de personas que han logrado hacer del transporte aéreo, una forma de transporte que antes estaba absolutamente vedada para esos grupos”, señaló el Mandatario.

El plan de expansión del aeropuerto considera la construcción de un nuevo edificio Terminal Internacional de Pasajeros de más de 240.000 m2 y un aumento de los estacionamientos de 3.785 a 5.815.

“La infraestructura aeroportuaria es fundamental. Es la forma en que nos relacionamos entre nosotros mismos, en que nos relacionamos con el resto del mundo desde muchos puntos de vista: no es solamente la cosa económica, comercial, de negocios, es también la cosa afectiva, la cosa familiar, la cosa personal”, indicó Piñera.