Caso Catrillanca: exsargento acusó a abogado y exjefe del GOPE de obligarlo a mentir

“Estaba muy angustiado por decirle a mi general (Hermes Soto) la verdad de lo que había pasado, pero el abogado Inostroza y mi mayor Valdivieso me insistieron que tenía que mantener la versión que habíamos señalado al principio”, declaró el exuniformado Carlos Alarcón.

429

El exsargento Carlos Alarcón afirmó que el abogado Cristián Inostroza Quiñiñir y el mayor (r) Manuel Valdivieso, exjefe del GOPE en la región, lo obligaron a mentir en las primeras declaraciones que dio a los fiscales de La Araucanía, tras la muerte del comunero Camilo Catrillanca. 

La Tercera tuvo acceso a parte del testimonio entregado el 3 de diciembre pasado al fiscal regional de La Araucanía, Cristian Paredes, y al fiscal coordinador de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía, con dedicación exclusiva en el caso, Roberto Garrido. En esta declaración, el exsargento que es sindicado como autor material del disparo fatal acusó al abogado y al exoficial de obligar a los involucrados a inventar un enfrentamiento y a negar la existencia de imágenes.

Según consigna el diario, esta versión se pactó en un encuentro a las 21:00 horas en la comisaría de Pailahueque: “La reunión en Pailahueque debe haber durado como una hora antes de ir a declarar a la Fiscalía de Collipulli y durante ese tiempo el abogado Cristian Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir y mi mayor Valdivieso lo apoyaba. También en esa oportunidad el abogado Inostroza nos preguntó si andábamos con cámaras. Raúl Ávila dijo que andaba con una cámara y ante esto el abogado Inostroza nos señaló que la versión sería que nadie andaba con cámaras”.

Su declaración, considerada clave en la arista de obstrucción a la investigación, agrega: “Fuimos a la Fiscalía de Collipulli donde prestamos declaración entregando la versión que nos dio el abogado y mi mayor. Luego de prestar declaración la madrugada del 15 de noviembre, el día 16 de noviembre concurrió a Pailahueque mi general director de Carabineros Hermes Soto”.

“Yo estaba muy angustiado por decirle a mi general la verdad de lo que había pasado, pero el abogado Inostroza y mi mayor Valdivieso me insistieron que tenía que mantener la versión que habíamos señalado al principio. Recuerdo que mi mayor me vio muy complicado y me llamó la atención, me trató de débil, me decía que estuviera tranquilo, que todo iba a salir bien, pero al decirle la verdad él me preguntaba ¿te querí ir preso? Me decía que no fuera débil y que me mantuviera firme”, añadió.

Valdivieso, tras la muerte de Catrillanca, había sido trasladado a Talca, pero tal destinación no se concretó, ya que la semana pasada, junto al ex director de Orden y Seguridad, general (r) Christian Franzani, fue apartado de la institución. Lo mismo ocurrió con el abogado Inostroza Quiñiñir.

En tanto, el abogado del exsargento Raúl Ávila -quien portaba la cámara GoPro-, Javier Jara, señaló que “desconozco lo que declaró Alarcón, pero creo que aquí lo único que cabe es que imputados, alto mando y autoridad política digan la verdad, pues en este fallecimiento no hubo intención homicida, y hubiese quedado claro si el liderazgo institucional y político, hubiese ido en esa línea”.

Hasta ahora, por la muerte de Camilo Catrillanca existen cuatro imputados, los exsargentos Alarcón y Ávila, el exsuboficial Patricio Sepúlveda y el excabo Braulio Valenzuela. A los dos últimos se les cambió la prisión preventiva por arresto domiciliario total.