Tips para aprovechar la última semana antes de dar la PSU

Queda menos de una semana para rendir la Prueba de Selección Universitaria y los estudiantes y sus padres suelen buscar consejos para enfrentar los últimos días.

333

Ya quedan pocos días para dar la PSU y los estudiantes suelen ponerse ansiosos, ya que se juegan el ingreso a la universidad y muchas veces se sienten poco preparados. En este contexto, los padres suelen preguntarse cómo acompañar a sus hijos que se encuentran en esta situación y sin estresarlos aún más.

Según Francisco Fernández, psicólogo y director de la Fundación Por Una Carrera, “nos encontramos muchas veces con que los jóvenes están poco acostumbrados a tomar decisiones que incidan al largo plazo, como puede ser la elección de carrera. Esto les provoca gran inseguridad y ansiedad”.

Agregó que “en nuestras orientaciones nos topamos con jóvenes que sienten que los adultos no los entienden cuando están ansiosos o temerosos por esta decisión que tienen que tomar”. La reacción más común de los padres y adultos es intentar minimizar la situación que viven los jóvenes, cuando lo que necesitan muchas veces es lo contrario, que les reconozcan que es normal estar nervioso, y que lo importante es cómo reaccionamos ante esta situación.

Para acompañar este proceso, Valentina Gran, orientadora de la Universidad Católica y parte de la Fundación, entregó los siguientes consejos:

PREVIO A LA PSU

► Planificar los días que quedan.

► Hacer check list de las actividades diarias.

► Fijarse metas objetivas y realistas.

► No estudiar “ahora”, algo que nunca entendí.

► Focalizarse en lo que uno sabe, en las fortalezas.

► Realizar actividades con los amigos, tener actividades de ocio y/o realizar deporte para desestresarse.

► No tomar remedios o relajantes que nunca ha consumido o que no ha sido recetado por un especialista.

► Alimentarse sano.

DURANTE LA PSU

► Ir con ropa cómoda.

► Tomar un buen desayuno.

► Contestar primero las preguntas que uno sabe y luego el resto de las preguntas.

► Tener un diálogo interno positivo con uno mismo: “yo sé esto, yo estudié” y “voy a ser capaz, ya he vivido situaciones similares”.
► Finalmente, lo más importante es comprender que la PSU no es el fin del mundo si no que es un hito más y no se deben tomar decisiones importantes en función de ella.