Juan Barros: “Hemos dado los antecedentes al señor fiscal”

El fiscal Sergio Moya indicó que el obispo emérito “contestó todas nuestras preguntas, la diligencia se desarrolló en términos normales y él descarta cualquier tipo de encubrimiento”.

100

El obispo emérito de Osorno, Juan Barros, declaró este miércoles por cerca de tres horas ante la Fiscalía Regional de O’Higgins en Rancagua, en calidad de imputado por el eventual encubrimiento de los presuntos delitos sexuales cometidos por el ex capellán de la FACH, Pedro Quiroz.

Tras la diligencia judicial, el religioso indicó que “uno desea colaborar y responder a las preguntas. Espero que salga todo bien”, y agregó que “esperemos en Dios que todo esto se vaya solucionando, aclarando, y así poder estar tranquilo”.

Además, Barros señaló que “hemos dado los antecedentes al señor fiscal”, negando un encubrimiento de su parte.

A su vez, el fiscal Sergio Moya indicó que Barros “contestó todas nuestras preguntas, la diligencia se desarrolló en términos normales y él descarta cualquier tipo de encubrimiento”.

El fiscal precisó que debe evaluar si cita a Barros nuevamente. “Él dio una versión respecto de los hechos que se le consultaron, se le hizo presente que puede que se le haga nuevamente un llamado por su trabajo como obispo castrense”, puntualizó Moya.

El caso del ex capellán Quiroz se conoció en julio pasado, cuando el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, recibió una denuncia de un supuesto abuso a un menor de edad, perpetrado en 1997.

Tras la denuncia, se inició una investigación previa y se le prohibió a Quiroz el ejercicio público del ministerio sacerdotal. Posteriormente, los antecedentes de la causa canónica encontradas en los allanamientos realizados por la fiscalía al Arzobispado de Santiago y al Obispado Castrense.